Exposición en el Casino de Marbella (marzo-2005)

 

Francisca Blázquez, la dinamicidad de la forma en el espacio 

 

Formas que flotan en el espacio, construidas, conformadas, bien delimitadas, armonizadas con la propia idiosincrasia y nutridas de la voluntad más evidente. ¿Pero... qué significa evidencia cuando todo está sujeto a cambios constantes, que se suceden al segundo, a la millonésima de segundo? Las formas están variando, con rapidez, buscando movilidad, esencialidad en sí misma. La materia es cambio, porque la energía es quien la transforma. El ser humano evoluciona, pero estábamos acostumbrados a comparar los cambios con el paso del tiempo, cuando la verdad es que la transformación es siempre. Se trata de un concepto que no tiene nada que ver con los experimentos científicos, ni tampoco, de forma directa, con la propia ciencia. Se trata de constatar personalmente, cada persona, cada ser vivo, hasta que aprendemos a ser constantes en la búsqueda del cambio, asumiéndolo como algo inherente a nosotros. Recordemos que, a lo largo del siglo XX, sobre todo en el primer tercio, el tiempo aún pasaba lento, casi con exasperante lentitud. Ahora el factor de la medida del tiempo cambia a cada trillonésima de segundo, por lo que ya no hay lentitud, no existen cortapisas coherentes dado que hay una innegable capacidad de fusión, mestizaje y percepción del paso de los instantes. No es cuestión de los instrumentos de medición, sino de la propia dinámica que conforma la sociedad actual. Hay una constancia de la transformación, debido a que cada ser humano nos empeñamos en averiguar la propia evidencia del 'estatus quo', en el sentido de plantearnos objetivos a muy temprana edad. Antes nos obligaban a planteárnoslo o ya lo teníamos planteado antes de nacer. De ahí que el concepto geométrico plano dominase, acompañando la idea de construcción. Ahora, en nuestros tiempos, existe la libertad del ciudadano, la visión científica acompañada de la actitud espiritual aplicada a la geometría. Todos y todo somos parte del todo. Las formas geométricas lo son todo, constituyen la base de lo existente, el fundamento que da sentido formal. De ahí que la autora madrileña indague en las posibilidades del cambio a partir de la geometría espacial, dado que el cosmos, la percepción del universo es evidente, por que la tierra forma parte del sistema solar y es un punto entre las infinitas galaxias. Por consiguiente la geometría pasa de una apariencia arquitectónica, construida y también plana, a la creencia en las formas dimensionalistas, que están en el espacio, que forman parte del universo, que se encuentran en diferentes dimensiones a las conocidas. 


No podemos aproximarnos con microscopio para entenderlas solamente, sino que también hay una ampliación de los conocimientos para lograr entender que la nueva direccionalidad geométrica descansa en el interior de nosotros mismos y se proyecta hacia las infinitas galaxias sin especiales aspavientos. Los tiempos en que la tierra era plana han pasado a mejor vida y la geometría constructivista también. Una evidencia que se alimenta de color, que determina los matices, que da personalidad a la forma. Formas futuristas, vanguardistas, pero, esencialmente, actuales, que no tienen nada que ver con el posmodernismo geométrico, porque no busca sincretismos formales, ni tampoco está interesada en reconstruir, deconstruir para volver a ser. La verdadera progresión de la geometría es la que avanza con los tiempos. De ahí que la creadora madrileña no confunda deconstrucción con dimensionalismo, geometría avanzada y actual con formas contemporáneas. Deja atrás los procesos constructivos clásicos, la ubicación plana del color, la composición sin relieve, el cinetismo del op, el color del pop, y, en cambio, busca cromatismos y tonos propios, formas actuales basadas en el universo, en otras nuevas que poseen infinidad de ángulos, que se alejan de las tradicionales, aunque se basan en ellas. Se trata de formas asimétricas, complejas, muy elaboradas, perfectamente equilibradas, de clara formación arquitectónica, nutridas de cilindros, cuadrados, ángulos rectos, múltiples caras, que nutren a concepciones estructurales jamás vistas. No son formas que estén implícitas en la arquitectura contemporánea exterior, porque van más allá de las más experimentales. No se basa en referencias exteriores, sino que recibe las influencias de la energía, de la traslación energética que nutre y alimenta su alma de artista universal y cosmológica a la hora de crear. Formas que le son reveladas, tras unos instantes de concentración suprema, o bien de silencio reparador. De repente vuelca los dibujos de estas formulaciones actuales, arriesgadas, avanzadas, que son dinámicas, que se encuentran cómodas en el espacio, entendido como soporte infinito, no limitador, escenario abierto a cualquier elucubración. El resultado es la dimensionalisdad formal, que se nutre de una actitud libre en cuanto hace referencia a la idiosincrasia de los individuos, porque, en el fondo, estas formas surgen de su interior, de su propio conocimiento. 


Indaga en la puerta interior, en la capacidad de crear imaginación a partir de la energía. Entiende que la energía transforma la forma, desarrolla nuevos parámetros en los que cambia la forma, se transforma en propensiones cilíndricas que trasportan luz a otras dimensiones. O bien elabora formas que flotan nutridas de segmentos de otras formas, que parecen arquitecturas laberínticas, pero, a la vez, sencillas, simples, sin complicación, porque son servidoras de la luz. 


No hay voluntad de confundir en su discurso dimensionalista, sino una clara determinación en dar a conocer su mensaje formal basado en las teorías espirituales del universo, y la creadora madrileña simplemente las materializa, dándoles un aspecto corpóreo.

 

 

 

Joan Lluís Montané


De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal