Exposición en el Casino de Marbella (marzo-2005)

 

El dimensionalismo de Francisca Blázquez y su concepción multidisciplinar

 

El interés pictórico de Francisca Blázquez (Madrid, 1966) se basa en el discurso geométrico de la forma y en la progresión de la transformación de la estructura-color concebida dentro de los parámetros del movimiento continuo. Artista multidisciplinar internacional, expone del 3 de marzo al 13 de abril de 2005 en el Casino de Marbella su última producción pictórica elaborada en acrílico sobre tela, caracterizada por su clara apuesta por la complejidad de la forma, siendo creadora del movimiento artístico denominado Dimensionalismo. 

 

La artista Francisca Blázquez posee una dilatada trayectoria de exposiciones en diversos países del mundo, participando en una gran diversidad de colectivas desde muy temprana edad especialmente en la década de los ochenta, realizando su primera muestra individual en la Galería Austellungrsraum de Basilea (Suiza), dirigida por Harry Zellweger. En 1993 expone pintura, instalación y performance, en dos ocasiones, en la Galería Anselmo Álvarez de Madrid, con quien después fue a ARCO en varias ediciones. En dicha galería, y fiel a su espíritu multidisciplinar, lleva a cabo una video-performance especialmente concebida para la misma, complementada por una instalación que aborda los planteamientos espaciotemporales y la dicotomía de la transformación de la forma y el color como ente dinamizador que más adelante desembocó, en 1998, en la cristalización de su teoría del Dimensionalismo.


Crea en joyería, escultura, grabado, pintura, dibujo, instalaciones, performances, fotografía, fotografía digital, net.art y animaciones artísticas dentro de un común denominador, basado en la libertad de procedimientos, superando las 30 exposiciones individuales en 10 países y contando en su haber con alrededor de 200 colectivas. 


La artista madrileña es una buscadora de la luz, de la belleza y la armonía, en un mundo inextricable y complejo como el actual. Se inspira desde su estudio mirando el sol, percibiendo las nubes, la brisa cotidiana, el aire fresco procedente de la sierra, pero, siempre que puede, se escapa al mar Mediterráneo, lugar donde se recarga energéticamente. Tras exponer individualmente en diversos puntos de España en 1997 efectúa otra muestra multidisciplinar en la Galería Cuatro Diecisiete de Madrid, aglutinando pintura, escultura, performance y videoperformance. En este contexto realiza una performance en directo estructurando el espacio y el movimiento con su planteamiento geométrico exhibiendo un concepto dinámico de la forma. 'Llevé a cabo una coreografía que trataba de la necesidad de los límites estructurales para superarlos, pero sin cambiar su sustancia. En realidad fue una coreografía muy medida, con tiempos concretos dentro de un orden, abandonando la vertiente más gestual y expresiva.'. Después, contacta y expone con Miquel Gaspar en Barcelona, mostrando una obra marcada por la transformación de la forma y el color e inicia un periplo por museos, galerías y centros de arte de España y Colombia, hasta que en 2001, monta, en una superficie de más de 500 metros cuadrados del Body Factory de Madrid, de la calle Luis Mitjans, una instalación alegórica a la primavera, conjugando plásticos y lonas industriales pintadas de más de 10 metros lineales cada una en el interior del edificio. De esta forma le concede al espacio el protagonismo fundamental para ensamblarse con la pintura y la instalación propiamente dicha. Este es considerado como tridimensional y la obra como aportación de lo dimensionalista. De esta forma invita al espectador a entrar y pasearse por el interior del mundo artístico generado por ella. El dimensionalismo, es decir la superación de límites, es un hecho. Por otra parte da a conocer en el mismo acto dos video-creaciones, una realizada por el fotógrafo madrileño Ricardo Santonja, gestual y cromática, basada en una coreografía de danza experimental y jazz contemporáneo, alegoría a la primavera, de Francisca Blázquez e interpretada por la bailarina de los premios Goya, Natalia. La otra, filmada por el crítico de arte Joan Lluís Montané, basada en la misma coreografía alegórica a la primavera de la artista, con un toque más conceptual. 'Para completar dicha performance y la instalación, además de las video-proyecciones, integré dentro del montaje, diferentes zonas, espacios y elementos del edificio que, una vez descontextualizados, cobraron autonomía por sí mismos. Además, presenté pintura dentro del mismo espacio. El resultado fue presentar la multidimensionalidad a partir de la pluridisciplinariedad'. Después, continúa exponiendo, especialmente a nivel internacional (Portugal, Dinamarca, Francia, Argentina, Ecuador, República Dominicana, Colombia, Italia, Principat d'Andorra, Estados Unidos, Canadá y otros países). En Madrid ha llevado a cabo diversas individuales recientes en Nim Gallery, Palacio de Congresos y Casa do Brasil.


En la actualidad trabaja con las galerías Miquel Gaspar-está construyendo una nueva-, Antoni Pinyol, Paqui Delgado, Nim Gallery, Berruet Pabellón, Marci Gaymur y Rina Bouwen, entre otras. 


Se interesa por la fotografía, video y arte digital, realizando diversas y complejas animaciones creativas, dentro de la órbita de su proyecto dimensionalista, aunque algunas de ellas no tienen una vinculación concreta con respecto a la geometría, pero, la gran mayoría, se están planteando los alcances del movimiento formal, de la geometría en la redimensionalización, la experimentación del color en línea con la flexibilización de estructuras, elaboradas dentro del concepto densidad. Todas ellas están sujetas a continuos cambios de aspecto. Es la nueva geometría dimensionalista, que no tiene interés en la construcción, tampoco en el juego formal externo, sino en la constante elucubración de su contenido. De ahí que su pintura en acrílico se encuentre dentro de la misma actitud dimensionalista. 'Mi creación actual está compuesta por obras muy elaboradas, con predominio del relieve, ya que he abandonado la pintura plana, para interesarme por la dimensionalidad.' El color sigue siendo importante, pero también su visión circular, poliformal y multipoliédrica. Una actitud creativa que fomenta la expresividad intensa, aunque matizada por la elegancia de su discurso pictórico, en el que hay lugar para nuevas formulaciones y para hallar la belleza de lo que será, sin duda, la abstracción geométrica del futuro.

     
De espíritu inquieto, elabora una animación digital que cuenta la historia de amor entre la rosa y el ruiseñor. La flor quiere volar y el ruiseñor le da las alas y ésta ve cumplido su sueño. Las alas se convierten en la colección 'Ángel' de joyería, elaborada en plata y pedrería, fundamentalmente, presentando algunas piezas en oro amarillo también. La interrelación entre las distintas disciplinas es una realidad constante en su creación.

      
Con obras en la U.B.S. (Unión Bancos Suizos), Corporación Bancaria Suiza, Argentaria, empresas privadas de Basilea, Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Museo de Arte Contemporáneo de Japón, Museo Ánfora Nova de Rute, Gentes de Forastía, Palacio de Congresos de Madrid, Stylus Art, Maphre, FIDE y otras, Francisca Blázquez se está consolidando en el mercado internacional de arte contemporáneo. 'Lo importante es crear, expresar honestamente lo que une siente. Es como el agua transparente que se desliza ente las piedras de los ríos, llena de ímpetu y frenesí para llegar al mar, pero con un camino trazado que hay que cumplir...'.

 

 

 

 

Joan Lluís Montané


De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal