Del 19 de abril al 10 de mayo de 2006 en Galería de Arte Museo Municipal Vicus (Perú), contando con la coordinación del artista plástico Carlos Chávez

   
   

Francisca Blázquez, el movimiento 

y la geometría dimensional

Click en la imagen para ampliar

     

Ampliar imagenLa autora madrileña del Dimensionalismo concentra sus esfuerzos en la dinámica de la luz contenida en las formas geométricas, revelada por seres, entes, procedentes de otras dimensiones ajenas a la nuestra. Seres que se encuentran en una dinámica ancestral universal, que pertenecen al hábeas espiritual, a las emanaciones singulares específicas de lo paradigmático contenido en lo místico. 

 

 

Estamos hablando del misticismo sutil que encierra las capas más profundas de la comprensión de todos los mundos, que interactúan con los fenómenos físico-químicos y materiales. De ahí que, aunque la creadora del Dimensionalismo basa su dinámica plástica en la evidencia de lo espiritual, en la constatación de la existencia de la propia singularidad, aquella que se asienta a partir de una visión individual del mundo, en la percepción de la luz interior, viaja a través de las estrellas para hallar el macro y micro cosmos que también está representado en nuestro yo. 

 


En el fondo plasma una dinámica que enaltece esta conjunción de elementos, implementando energías místicas con otras espirituales, en el sentido de desarrollar un trabajo que trascienda, porque la vida es trascendencia.

 

 

 


Ampliar imagen Si sólo contemplamos el mundo formal es como aquella modelo preocupada por su aspecto físico exterior, que, con el paso de los años, a pesar de todo, gracias a sus horas de sueño, a los maquillajes y dietas, descanso y ejercicio físico, se conserva, pero solo ha cultivado el cuerpo. Somos seres complejos, formados por mente, intelecto, alma, espíritu y cuerpo físico. Si descuidamos uno de ellos los otros se desequilibran, a no ser que el espíritu del amor predomine y supla las demás carencias. Solo se puede equilibrar el alma con la  aportación de amor y bondad, dado que estos son los pilares de la sabiduría. De ahí que la obra dimensional geométrica de la creadora castellana, nacida en Madrid en 1966, se base en el desarrollo interno de la esencialidad, que es la conciencia universal del universo, tanto exterior como interior. De ahí que las personas que la conocen indaguen, experimenten y descubran un mundo de sensaciones, una pléyade de sutilidades contenidas en el marasmo del umbral del filo de lo imposible. 

 


Existimos porque somos, porque tenemos capacidad de ser. Las formas geométricas avanzadas de Francisca, que emulan cosmovisiones del futuro, lejanos planetas o extraños ingenios, focos de luz espiritual, otras luces procedentes de cilindros transportadores, nos introducen en un mundo sutil, complejo, distinto, en el que lo material y lo espiritual se interrelacionan, buscando y buscándose.


Trabaja en acrílico sobre tela, empleando colores contrastados, subidos de tono, intensos, sensuales, sensibles, energéticos, muy específicos, porque los utiliza con determinación, buscando agilizar el proceso terapéutico de cara al espectador. 


Su obra habla de la tierra, del hoy y el mañana, pero, sobre todo el futuro y de los mundos espirituales. Tan pronto expresa la incidencia formal de un viaje astral como el paso de una dimensión a otra, o representa a un ser de luz, a los ángeles o la idea de Dios. De lo diverso espiritual, singularidad formal, creación dimensional comprometida
.

 

 

 

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Click en la imagen para ampliar

Click en la imagen para ampliar

 

    

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal