NOTICIAS

 

 

Del 2 al 15 de junio en Alianza Francesa de Cusco (Perú)

   

Francisca Blázquez, la escenografía cósmica dimensional

 


La autora del Dimensionalismo trabaja su obra pictórica empleando acrílico sobre tela, profundizando en espacios desconocidos, de gran carga teatral y escenográfica, en el sentido de poseer una fuerza cromática que les incrementa su valor expresivo, utilizando formas geométricas avanzadas, futuristas, elaboradas y extrañas. Sus formas son sus escenarios, sus personajes abstractos, energías que se miden a través de la referencia exterior. Pero siempre dentro de las mismas la luz, la luz del espíritu, el centro espiritual del universo, el equilibrio de la energía restaurando la explosividad biológica del color. En este contexto empieza el acto, se baja el telón, los personajes desarrollan su cometido: naves espaciales que vuelan hacia mundos desconocidos. Formas luminiscentes, que vibran con determinada certeza, concentrando sus energías en la dinámica del color, aumentando de tamaño, alcanzando niveles extraordinarios de efectismo. Se trata de ir más allá de la zona espacial conocida por el ser humano, cruzando planetas, sistemas de galaxias, abordando escenarios impresionantes, no tanto por su singularidad sino por la enigmaticidad de las formas. 


Francisca Blázquez nos presenta un mundo de temáticas que oscila desde la representación geométrica de viajes astrales, pasando por combinaciones de planetas que recuerdan mundos de luz, nutridos de energías celestiales. Asimismo se adentra en la representación de sentimientos de raíz humana como el amor, la atracción, otros más biológicos como el nacimiento de un nuevo ser, el parto en sí mismo, o los órganos sexuales femeninos, entre ellos el útero. 


Su pintura es futurista, de ahí que su escenografía presente mundos de gran fantasía espacial, aunque también la propia artista declara que es producto de la canalización que llevan a cabo seres místicos de determinadas vibraciones e imágenes hacia aquellas personas que pueden servir de puente. 
Teatral, dramática, intensa, con concesiones a una turgencia de emociones, a una pléyade de fuerzas que va más allá de lo anecdótico, porque construye la temática de manera automática, casi visceral, dictada, surgida del sueño, inconsciente, procedente de la revelación, inspiración e imaginación. Es un auténtico canal de luz, pero también una excelente directora escenográfica, que coloca, a modo de excelente arquitecto, cada pieza en su lugar exacto, sin pretender ir más allá de los límites. Concentra de manera precisa color, formas, en espacios celestes, marcados por el negro del misterio, el blanco de la pureza o la combinación de ambos, en los que desgrana con fuerza su explosivo mundo surgido de la efervescencia de sus neuronas. 


Es sutil en el sentido más elegante del término, porque no busca expresar con desordenada afectación temáticas bruscas o negativas, antes al contrario, analiza y selecciona con mucho cariño la forma con que expresará la verdadera función. Señoras y señores se levanta el telón, la artista castellana empieza la función. Naves, seres formales, estructuras de luz, cilindros mágicos, planetas luminiscentes nos esperan. También su bagaje habla por sí mismo: más de 35 individuales y 400 colectivas en una docena de países de tres continentes. Su obra se encuentra en colecciones significativas como Unión de Bancos Suizos, Fundación Argentaria, Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Galería Espai Miquel Gaspar, Ateneo de Madrid, Galería Josep Canals y Casino de Marbella, entre otras muchas.



     

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

 


 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal