NOTICIAS

 

 

 

Del 2 al 15 de junio en Alianza Francesa de Cusco (Perú)

    

Francisca Blázquez viajera dimensional, embajadora de la luz celestial  

 

Viajera profunda, Francisca Blázquez se dirige hacia su verdadero yo, indaga en su interior, se deja llevar, viaja a través de bosques de palmeras verdes, de playas de arena blanca fina, de olas grandes, que forman semicírculos, espacios donde el aire vacía las moléculas de agua. Sueña con una escalera de sube peldaños hasta el infinito. O bien se extasía ante la potencia de la ola del mar, de la grandiosidad de la energía de la masa de agua que se desplaza en espiral, formando curvas, puliendo superficies de las innumerables moléculas, buscando ir más allá de sus ilimitaciones acuosas. 

Enamorada del mar, su mirada se pierde en el horizonte, o en el fondo marino, contemplando miríadas de peces, que se desplazan siguiendo las corrientes, asimismo admira el vaivén de las algas debido a la incidencia de la dinámica marina. Pero, a la vez, aunque el líquido elemento es fundamental, también lo es el cielo azul, cubierto o no de nubes, de concentraciones de agua, de millones de gotas de lluvia, transparentes, cristalinas, esenciales, equilibradas, que van más allá de su propia acción física. 

Agua del mar, agua del Océano, agua de las nubes del cielo, agua de los planetas de nuestro Sistema Solar, agua de otros sistemas de galaxias, agua que es aire, tierra, fuego, amor y espíritu, De ahí que su obra pictórica, elaborada en acrílico sobre tela, de colores contrastados y de evidente personalidad, de fondos negros o blancos, de formas poliédricas, asimétricas, extrañas y mágicas, conecte con diversas dimensiones, siendo una auténtica embajadora de la luz celestial. Porque la luz es energía, siendo ésta fundamental para transformar la materia, en una dinámica en la que todo se halla en movimiento. Y la luz se muestra a través de las formas, traspasándolas, iluminándolas con su halo protector.

No es partidaria del hieratismo, no cree en la limitación de lo sutil, sino que destaca la libertad de lo evidente, que descansa en la fortaleza del átomo, de las micro partículas y también del escenario universal inmenso. 

No hay bondad sin estar relacionada con la armonía universal, con la energía que interactúa en todo lo existente. 

En ocasiones nos planteamos configurar repúblicas independientes, sistemas políticos grandes, inmensos, inabarcables, casi situados en los extremos de la vivencia. No hay voluntad de ser, sino determinación en la vibración que no es la función del ser. En consecuencia, nos alejamos de la verdadera interactuación con las energías del cosmos, de las fuerzas de la propia evidencia de lo matérico, de las peculiaridades de lo emblemático. Mientras que, en la pintura de Francisca Blázquez no hay evidencia, sino voluntad de trascendencia, determinación en lo sugerente, porque en lo que se insinúa es lo que se produce después. 

Trabaja en diferentes disciplinas: en fotografía, destaca por su Dimensionalismo barroco, mientras que en net.art, escultura, pintura, instalación, animaciones artísticas y obra gráfica exhibe un Dimensionalismo complejo, asimétrico, colorista, espiritual, en el que predominan formas tecnológicas, elaboradas, algo frías, pero no distantes. 

En su discurso constatamos como en la pureza de la forma destaca la energía que se desprende con evidente sensación de fragilidad espiritual. Todo es energía incluso la propia energía, de ahí que no haya definición perenne, sino que esta se adapta a las diferentes mediciones y concepciones artísticas que subsisten en la actualidad y que cambiarán, a buen seguro, en el futuro, en un corto espacio de tiempo o en un lápsus mucho más prolongado. Lo que sí es cierto es que la artista plástica madrileña es la embajadora de la luz celestial, a partir de obras que transmiten claramente fortaleza cromática, nutridas de formas contemporáneas, cuyo compromiso se halla con el espíritu, para acercarnos un poco más a la gran verdad o conjunto de verdades universales. 



     

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte


 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal