Expone en Jaditte Gallery, 413 west 50th. Street, New York (NY 10019),

del 16 al 30 de setiembre de 2008

 

 

Marta Sozzi, viaje al centro de la tierra

 

 

 

Marta Sozzi, viaja al centro de la tierra, a partir de su más reciente producción plástica en la que destacan los colores intensos, puro fuego, oscuros, pero evidentes y contrastados. Asimismo, estos están iluminados por lo denso, planteados para apoyar componentes compositivos extensos, en los que plasma desde elementos y composiciones primitivistas, pasando por alegorías terráqueas de un pasado cavernario, o bien deteniéndose en hilvanar el hilo de oro del laberinto de Ariadna a partir del pájaro de fuego, de lo prehistórico, pero también dévico.


Conecta con el pasado, que es el presente anunciado, a partir de los dioses de la naturaleza, pero, también, no se olvida del futuro y del hoy.


Es una pintura intensa, al margen del tiempo, que busca determinados espacios para desarrollar su elenco temático, fundado en la perseverancia en constatar la fuerza de la potencia expresiva.


Su obra es puro fuego, dotada de una fogosidad clara, evidente y consecuente, formada y nutrida por alegorías y expresiones, que se fundamentan en la formulación de la determinación, en la potencia de lo paradigmático expresivo.


No hay nada al azar, todo es base de un todo, partícula de un cosmos, viaje al centro de la tierra, a sus interioridades y a la superficie. Porque enigmas los hay en todas partes, pero estos se acostumbran a resolver con el tiempo. De ahí que su afán de investigación, su necesidad de viajar para encontrarse a sí misma, para ser coherente con su interior profundo y compensado, se fundamenta en la necesidad de la determinación, en la potenciación del cambio y la transformación continúa.


No hay nada dejado al azar, no existe la voluntad sin más, sino que esta forma parte de la aventura de manera intrínseca.


Su viaje es aventura pura, porque su imaginación está al servicio de una verdad que para muchos no será comprendida pero que, para otros más, sí.


Es decir que su obra es comprometida, producto de su afán de aventura, pero, también, de la constante experimentación derivada de una persona coherente, que hilvana una determinación clara con una voluntad densa de inocular materia a la existencia. Todo ello ideado a partir de un posicionamiento visceral, pero meditado, fogoso, cromático y voluntarioso, que indaga en el meollo del núcleo de decisión, para ser coherente con lo circunstancial constante, pero, también, con la imaginación.


La tierra es un microcosmos que posee un macrocosmos subconsciente, y Marta lo sabe, capta y describe.

 

 

 

 

 

 

Joan Lluís Montané

De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

(AICA)

 

 

    

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal