Juan Antonio Segovia y Páez, de lo matérico y expresivo

 

 

 

Juan Antonio Segovia y Páez se instala en la investigación pictórica matérica, basada en la dinámica de los elementos y la densidad de los mismos, situándolos en contextos específicos, para, en primer lugar, apoyar con su impronta la fuerza y expresividad de la temática escogida por el creador plástico nacido en Vélez-Málaga, residente en Tenerife.


Su obra es expresiva, matérica, formada a base de collage, con incorporación de materiales contrastados, desde yeso a papel, cartón, acrílico, óleo y muchos otros. Materiales absolutamente sutiles, otros más evidentes y contundentes, buscando la experimentación y la dinamización. El resultado es una obra en la que lo más importante es lo que expresa, cómo lo expresa y con la determinación con que lo expresa.


Lo que expresa, son fundamentos, personajes, símbolos y elementos que recuerdan la ascensión de la materia, la dinamización y su transformación.


Materia contrastada, directa, efectiva, efervescente, fuerte, en el aspecto de consolidar una apuesta directa, en la que el contraste se convierte en el acicate del cambio, en el punto de inflexión a partir del cual se entienden la evidencia coherente de formas y colores, en línea con una abstracción expresiva y sugerente, que va más allá de lo evidente, para instalarse en la efusividad.


Su Jesucristo es especial, porque está hilvanado a partir de materiales poco convencionales y, a la vez, posee la fuerza y el misterio que caracterizan al personaje.


Mientras que su obra abstracta, con presencia de signos, iconos y elementos no concretos, presenta energía, gesto, simplicidad, dentro de un planteamiento estético barroco, en el que lo importante es el resultado final, es decir la composición como tal.


En ocasiones esto es lo que, precisamente, busca el creador andaluz. El resultado de su investigación y experimentación, que atraviesa procesos alambicados, algo efervescentes, pero, sin llegar a alcanzar un estallido fundamental.


Está claro que combina su voluntad de ser con la determinación de ir más allá de los límites que aparecen con la materia.


La materia es el punto de partida de su evolución a posteriori, dado que le permite ir avanzando a pasos agigantados, hasta conectar con la perfección de lo intuido.

 

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

(AICA)

 

 

 

  

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal