Del 5 al 15 de marzo de 2009 en Casa do Brasil de Madrid, exposición de pintura del creador catalán

 

 

Gerard Valls, máquinas, seres objeto, existencia de metal, miramos la luna y vemos el monte

 

 

 

 

La poética de Gerard Valls, máquinas, seres pensantes con un objeto o múltiples utensilios en la mano, alma de metal, luna de cristal, vemos el monte de la sociedad de consumo como se alza frente a nuestros ojos.

 

Poesía de la transformación continua, robots con carne, biología expresiva, mass media, dinamismo, efusividad, fuerza en el paladar del ojo derecho de la afirmación de la ventana de policarbonato sódico.


Partimos de la esencia, somos partes de un todo que se reinventa cada día. Un todo que incluye objetos, elementos, robots, máquinas, objetos, utensilios, símbolos, yo, tu, él, nosotros, vosotros, ellos, el uno, la gran unidad.


Lo universal de la sociedad de consumo es el culto al objeto, ligado íntimamente en el sujeto.


Imperdible, joya, etnia, pirsin, expresividad cromática, rostro que mira hacia las profundidades del alma dormida de los pueblos que avanzan como fantomas en la oscuridad de las noches de la gran ciudad.


Somos carne, papel, uñas, fórmulas químicas que carburan a todo gas, en la autopista de la verdad, en el frenesí de lo ambiguo, en lo dual del día, cuando el sol aparece, la luna se marcha y las estrellas hibernan.


Somos el resultado de altos presagios que, a veces, se cumplen, con la formulación de los deseos más íntimos.


Estamos en el paradigma de los deseos, en la formulación de lo obvio contenido en la gran masa del cerebro.


Cerebro, fortuna, escarceos, el amor en la locura, el objeto, sujeto, amor escondido, es nuestro amante secreto.


Ironía, fino humor, secreto del objeto, símbolo, altar, enaltecimiento de lo determinante en lo expresivo apremiante.


Lo paradigmático es la formulación de lo letal en la determinación del invierno sideral. Un invierno que avanza con las piezas de las máquinas, con los utensilios que se escurren entre nuestros dedos, como si fueran partes de un ceremonial sagrado que nutre las neuronas engrasando la verdadera faz de la tierra del nos.


Hemos extraviado la fuerza de los suspiros en el retiro espiritual de los anhelos contenidos en los mecanismos que nos acompañan con evidente determinación.
Somos alma, corazón, vida, existencia, robots de uno, máquinas del ayer, tecnología del mañana.


Nos hemos quedado en el ascensor, mirando el paisaje, mientras los objetos conducen coches, miran la televisión, producen en cadena y se van de vacaciones…

 

 

 

Joan Lluís Montané

De la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal