Del 27 de marzo al 12 de abril expone 20 obras en el Palacio de Congresos de Madrid

 

La poética sensual en la materia expresiva de la pintura de Martín Rojas

   

La materia es la antesala de la energía, la puerta que nos abre la llave al misterio de la existencia misma. Y eso lo sabe Martín Rojas, de ahí que su obra pictórica constituya un canto a la expresividad de la materia, enalteciéndola, potenciándola, buscando a través del color, exhibirla con mayor fuerza, para que cuaje en la propia evidencia de su fortaleza. 

Poeta del pincel, elegante, sutil, se interesa por la firmeza de la sensualidad plástica, por la evidencia de su fortaleza plástica que descansa por la cualificada técnica que posee. Su discurso expresionista no busca desestructurar la realidad, sino potenciarla, elevarla a las cimas de lo sublime, dado que es fuego y pasión controlada, producto de su maestría y experiencia. Es capaz de contener el color, que ya de por sí es intenso, porque busca enfriarlo hasta el punto justo, evitando una catarsis excesivamente contundente, interesándose por la fuerza de lo contenido en lo elegante visceral. 

No hay mayor visceralidad en la vida que controlar el fuego que nos domina y soltarlo poéticamente en circunstancias muy concretas, idílicas, especialmente concebidas para conseguir una combustión brutal. Combustión que posee una gran visceralidad, una manera de ser coherente con su propia facultad de autodestruirse, evitando, de todas maneras, la sutilidad que lo encierra en sí mismo, pretendiendo, en contrapartida, encontrar una manera de expresarse con libertad a partir de la iconografía ancestral. Signos icónicos que poseen un significado dedicado a desentrañar las claves que nos conducen a la propia evidencia de la diferencia de culturas. No hay signos específicos, sino que son los signos en mayúscula, porque son el significado exterior de lo interno, de la propia idiosincrasia de la energía, de la información de materiales, ritos, personajes y dioses de los indígenas, que son los mismos materiales, ritos, colores y dioses que los nuestros, pero empleados y aparecidos en otras épocas y circunstancias. Somos del mismo origen, la identificación de lo sutil es la recreación de la fuerza. Polos opuestos, ciudad de dos mil años, detrás del mar solo existen el incendio, la pasión, al margen del invierno y verano. Detrás de la pasión, de la que nadie puede escapar, hay algunos que superan la ilusión y el espejismo, para ser uno con lo opuesto. Es complicado, porque ya en la época lemuriana el maya, es decir la energía desbocada, hizo estragos, lo cual nos conduce, inevitablemente, a un mundo lleno de incomprensión. Todo es un problema de dominar las energías, y de ahí que el maestro mexicano abra las puertas de lo emblemático, cuando incursionar a través de las culturas indígenas, especialmente empleando y utilizando sus Dioses, que, siendo particulares son generales, admiten y nos admiten dentro de estrategias de gran alcance, en las que todos somos uno, porque lo humano es igual en todas partes, a pesar de sus costumbres diferentes. La unificación está llegando, aunque los genes y el karma definen un futuro mundialista a largo plazo. De ahí que los dioses del amor, pasión, el dios de los orfebres o el dios de la palabra seamos nosotros, cuando meditamos, entrando en la atmósfera mundialista, en el conocimiento del misterio del cosmos. Es la energía, somos energía, estamos en un mundo de energías en el que la forma es el espejo falso de la mente óptica. Maestro Rojas lo sabe y de ahí que sea tan concienzudo en su determinación en mostrarnos aquello más característico de la cultura indígena. Porque a partir de lo indígena descubrimos el universo que se abre con naturalidad.

Nace en 1949 en San Martín Texmelucan, Puebla, México. En la actualidad ostenta los cargos de delegado estatal de la Sociedad Mexicana de Autores de las Artes Plásticas (SOMAAP) y la dirección general del Consejo Mundial de Artistas Visuales (COMAV). Conocido muralista y pintor, expone en una docena de países de tres continentes, con obra en museos y colecciones particulares en más de veinte naciones. 

 

  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal