Del 27 de marzo al 12 de abril de 2006 expondrá 20 obras pictóricas de 100x100 cm. en el Palacio de Congresos de Madrid

 

J. Martín Rojas: Encendiendo la vivencia en la fuerza del icono en mitad de la materia

   

Encendiendo la vivencia en la fuerza del icono en mitad de la materia Martín Rojas se identifica con el pasado histórico a partir del compromiso que comparte en el discurrir de su investigación pictórica. En el Palacio de Congresos de Madrid exhibe la fuerza de la determinación, la preponderancia de la imagen voluntaria del color, emergiendo por encima de las miríadas de iconos, que mantienen incólumes su fuerza originaria. En este aspecto su determinación cromática es evidente, en el sentido que, a través de ella, forma parte de su propia idiosincrasia, en el sentido de ser consecuente en todo momento con los símbolos que cada color representa. 

Como su discurso pictórico conlleva una potenciación de lo prehispánico, el planteamiento indigenista, a su vez, se esfuerza en darle un poder simbólico más acentuado a su posicionamiento pictórico icónico, en el sentido de, a partir de una obra expresionista abstracta, no renunciar a las referencias de una realidad que no es descrita, pero sí, alegóricamente tratada. 

En lugar de decantarse por enumerar y plasmar directamente las gestas y combates entre diferentes tribus y entre los españoles y los indígenas, lo que de verdad muestra es el poder de la guerra como elemento central anunciador de la idea de la muerte. 

Pero esta no es concebida como un final, como un asesinato a partir del cual ya no hay vida, sino que se muere, por docenas, de manera colectiva, pero, a la vez, existe un

rescoldo de vida en los muertos, de continuar su viaje, a partir de otras esencias que caracterizarán el nuevo estado de las almas, una vez han abandonado los cuerpos. 

En un campo de batalla normal se producen decesos a miles, en los que las almas inician su camino, pero no todas están al mismo nivel de evolución. Porque no es lo mismo aquellos que han sido reclutados forzosos y mueren, que los soldados profesionales cuya misión es mantener el espíritu bélico para determinadas conquistas. Los legionarios romanos sabían combatir porque era su profesión y entendían que la vida era la extrema vitalidad y la muerte un resultado del lance en el campo de batalla. Mientras que los contrarios que sufrían las conquistas romanas vigilaban sus fronteras, casas, mujeres, posesiones y niños, sus enseres y culturas, no querían morir ni entendían que morir fuera una profesión, sino una necesidad que va más allá de la muerte, que es la propia idea de aferrarse a la vida, porque el momento todavía no es el adecuado para la evolución. 

Sus luchas y batallas indigenistas son entendidas dentro del primero de los casos, aunque también potencia un interrogante brutal, que es hasta donde se puede llegar con

la vida, a partir de la idea de la muerte. Encendiendo la vivencia en la fuerza del icono en mitad de la materia su obra pretende ser una alegoría de vida, en un entorno de muerte y trascendencia.

Es vitalista, partidario de la estructuración biológica, dentro de parámetros realistas, en los que tiene cabida la trascendencia y se asume la muerte, no como un final, sino como una continuación de la catarsis tanto individual como colectiva. De la vida, muerte, ascensión, evolución, viaje hacia otras esencias que, luego, nos permiten reencarnarnos.

Nace en San Martín Texmelucan, Puebla, México, de padre poblano y madre tlaxcalteca. En la actualidad es delegado estatal de la Sociedad Mexicana de Autores de las Artes Plásticas (SOMAAP), así como el director general del Consejo Mundial de Artistas Visuales (COMAV), entre otros cargos. Ha expuesto en Italia, Suiza, Turquía, Argentina, Estados Unidos, Canadá, Japón, España y México. Además su obra se encuentra en colecciones de Inglaterra, Bélgica, Austria, Polonia, Francia, Argelia y otros países de Europa, Asia y América. 

 

  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal