Exposición del 27 de marzo al 12 de abril de 2006 en el Palacio de Congresos de Madrid (España)

 

El diálogo interior en la plástica del maestro Rojas 

   

El diálogo interior en la obra plástica del maestro pintor y muralista J. Martín Rojas, nacido en 1949 en San Martín Texmelucan, Puebla, México, se basa en el color, en la variación del cromatismo, combinándolo con signos, personajes y elementos indígenas. Dioses que nos transmiten símbolos, que son los que nos abren puertas a los diferentes misterios de la existencia. Desconocemos muchas cosas, pero el gran desconocimiento es o somos nosotros mismos. Por que la realidad exterior es muy grande e inabarcable, dado que todo está sujeto al cambio continuo. Existen muchas cosas, planteamientos diferentes, ligeros de equipaje, para insistir en el concepto de viaje ligero, libre de impuestos lastrados por un exceso de barroquismo. 

Viajar a través de la mente, entre la historia, averiguando donde están las civilizaciones ancestrales, que son aquellas que van a la vanguardia de los conocimientos de la mente cósmica. Antiguas civilizaciones hoy desaparecidas o en trance de desaparecer, pero cuya energía está ahí, en el éter, en el cosmos y Martín Rojas nos las transmite en clave de símbolo. De ahí que constatemos la fuerza de la razón contenida en la pasión del color, en la intensidad del cromatismo, que se vislumbra a través de sus tonos impregnados de indigenismo. Reflejos de los iconismos indígenas, pasión del color intenso, que se nutre de lo reflectante. Dioses expresionistas, geométricos, de trazos inocentes, elaborados a partir de elementos específicos, de materiales que ascienden a planteamientos recurrentes de gran fortaleza interior. Precisamente, gracias al diálogo, estos Dioses indígenas se convierten en nuestros Dioses, porque ellos somos nosotros, dado que hemos superado el yo, dado que el tú es otra variación de lo mismo. El tú y el yo, individualidad que se transforma en nosotros. El, nosotros es el sendero donde se guarda el corazón. Un corazón que es cálido, espléndido, generoso, casi incandescente porque es sutil hasta la saciedad, en el aspecto de mostrarse con determinación en la senda de la amalgama de lo espiritual. 

No vemos la energía, pero existe, está ahí, incide en todo lo que tiene vida y ella misma es existencia pura. No hay energía sin materia y ambas sin espacio no son lo que sabemos y constatamos. Pero imagínense la realidad y las otras dimensiones sin otras consideraciones espirituales. El caos, el vacío más absoluto reinaría hasta que nosotros superásemos el yo y el tú, para transformarnos en nosotros. De ahí que si no existieran estos Dioses que Rojas nos muestra habría otros y seguramente también los estaría representando, en el sentido de impulsar el conocimiento de los símbolos. De ahí que el coloquio se convierta en conferencia, pero no en soliloquio, cuando la energía pictórica es readecuada a partir de su propio autoconocimiento, en el aspecto de conseguir enlazar con los signos caligráficos. Así, de esta manera materia, forma, color, energía y espiritualidad conforman la estructura de una parte de la existencia en este planeta que Rojas libera.

El diálogo interior del creador plástico mexicano se explica a partir de la facultad, de su facilidad en encontrar espacios de conocimiento que van más allá de la anécdota. 

Son espacios en los que los diferentes actores se reconocen como parte de su discurso indigenista, en el que la materia, color, personajes y signos se conjugan de manera mágica para que, a partir del posicionamiento emblemático, viajen por los intersticios de la voluntad de trascender para hallar el sueño eterno que descansa en lo más recóndito de lo subconsciente, para ser coherencia en sí mismos. 

El diálogo interior en la plástica del creador mexicano define la propia magicidad de la existencia porque no hay una sola verdad que explique todo, sino que la realidad es un conjunto de enigmas que se están continuamente interrogando.

 

 

 

  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal