Del 27 de marzo al 12 de abril de 2006 expone en la Sala Joan Miró del Palacio de Congresos de Madrid


La dialéctica y la materia en el horizonte de la historia en la pintura de J. Martín Rojas

   

En la obra de J. Martín Rojas destaca su predisposición a la esencialidad de la historia, en el sentido de reafirmarse continuamente en el pasado indigenista. Su dialéctica estriba en ser un artista plástico fiel a la historia, a su historia como mexicano de origen indígena y como mexicano de talante universal. De esta forma conjuga indigenismo y mexicanidad, pero, a la vez, se convierte en un creador universal, porque exporta su discurso plástico al mundo, enriqueciéndose con las aportaciones de cada país que visita. En este sentido está claro que se muestra partidario de ahondar en las raíces mexicanas, en las posibilidades de lo pasional, en la efervescencia contenida del color, que se fundamenta en su bagaje más profundo, en su interior más elaborado.

Sustenta una posición emblemática, dentro de un discurso basado en la grandeza de la cultura, en la diversidad de posibilidades de leer la historia, en fomentar la fuerza de lo indígena en la estructura simbólica de la gente. Lo indígena somos todos, porque todos procedemos de la naturaleza, tanto a nivel simbólico como alegórico. También en el apartado más singular de todos, en el aspecto de ser conscientes de su dinámica atípica, para armonizarse con el movimiento esencial. Es decir que venimos del medio natural, hemos crecido en él, pero, en la actualidad, hemos construido grandes templos de hormigón y hierro, que mantienen, en algunos casos, amplios ventanales de cristal para ver el sol. Pero, en el fondo, son construcciones que nos apartan del verdadero origen. Ya no conocemos la sensación del viento en las mejillas, los olores de la vendimia, la calidad de vida en el altiplano, los gestos de las aves, el olor a animal salvaje, el rebuzno de los borricos. Un sinfín de sabores, olores y sensaciones que se están quedando aparcadas en el desván de nuestra vida. De ahí que Martín Rojas, a través de su obra expresionista, elaborada en técnica mixta, matérica, densa, cromática, de colores pasión, fuertes y envolventes, recupere el legado perdido, apueste por la cultura indígena, que aún mantiene sus vinculaciones con el medio natural. Y, en la naturaleza el reino de los Debas y los Dioses de todo tipo, que son como símbolos-tótem que nos guían en cada momento y profesión de nuestra vida. 

Somos y estamos vivificados por todos, por aquellos que nos levantan y nos levantamos para levantar ánimos, ver más allá del hormigón, escondernos en nuestros propósitos de alcanzar la otra verdad, que sigue ahí, a pesar del desaforado progreso, de la modernidad insultante, que no tiene en cuenta la verdad, solo la suya. De ahí que el mundo de los muertos, de las almas, el animismo, esté también en teórico retroceso. La ciencia tiene que probarlo todo, pero... ¡sino sabemos ni tan siquiera de donde venimos! Lo que está claro es el pasado, las culturas ancestrales, enraizadas en la tierra, que miran al cielo. 

Los Dioses del oro y de la palabra, los dioses de la paz y la guerra, están en nosotros, moran en nuestro interior, porque en nuestra alma se encuentra la explicación de todo. Si meditamos encontramos la paz del celeste imperio en la tierra. No hay verdad, solo atisbos, pero cuando estamos en el todo, sabemos que es lo que existe y lo que no. Todo lo demás es un medio para alcanzar un fin. De ahí que la pintura del maestro mexicano sea el resultado de una catarsis personal, que busca y otea el horizonte para enseñorearse de su propio paradigma y mostrarse a sí mismo el camino adecuado que hay que recorrer para seguir con la evolución.

Nacido en San Martín Texmelucan, México, en 1949, en la actualidad ostenta los cargos de Delegado Estatal de la Sociedad Mexicana de Autores de las Artes Plásticas (SOMAAP) y el cargo de Director General del Consejo Mundial de Artistas Visuales (COMAV), entre otros. Reputado pintor y muralista, es autor de diversos proyectos y tesis teóricas del arte contemporáneo, entre ellas, la del Eco global Arte.

 

  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal