Roberto Herrera, la escenografía y la capacidad para encontrar el símbolo

 


La capacidad escenográfica de Roberto Herrera es evidente en su última producción pictórica, que presenta características más estéticas, en el sentido de eliminar expresividad y aumentar su capacidad escénica, poniendo hincapié en iconismos, elementos y símbolos que transmiten la idea de manera más elaborada y compleja.


Esta posterior fase destaca por su ironía, no exenta de un cierto sentido del humor.


Por otra parte sigue con las obras que empiezan y acaban en ellas mismas, sin tener continuidad en otras con similares planteamientos, pero también se nota una cierta apertura hacia las series, exhibiéndolas como una clara continuación de ideas anteriores que retoma en años posteriores.


Su producción escultórica, que no es tan abundante, se decanta por la alegoría y la crítica social descarnada y directa, siguiendo con sus posicionamientos ante la injusticia vigente en el mundo.


Realiza sus esculturas en técnica mixta, empleando una gran variedad de materiales, tales como metal, madera, fotografía, pintura y diversos elementos de distinta procedencia caso de las creaciones ‘Así nos va’, ‘Seremos nosotros’ o bien de la obra titulada ‘Torre de Babel’. Se trata de una producción escultórica que enlaza con su pintura, buscando a través de la objetualización potenciar la expresividad contundente de sus ideas con respecto a la marcha del mundo, la situación de sus ciudadanos y la injusticia económica y cultural reinante.


Una visión ácida, que se aparta de lo amable, para bucear en la problemática de la existencia, poniendo en evidencia la realidad circundante y los momentos que nos ha tocado vivir.


Mientras que su producción de fotografía se decanta por lo alegórico, permitiéndose una visión más elaborada, menos directa y cruda, buscando el claro oscuro, la mirada, el desliz de la mirada, la situación de angustia, reflejando sexo, pasión, deseo, sensualidad y soledad. Pero, a la vez, también algunas de sus imágenes son un canto a la rebelión, a despertar las conciencias de las personas. Conciencias que se concentran en una gran cantidad de hándicaps que hay que superar.


Su capacidad para la alegoría radica en la colección de fotografías retocadas, a las que incorpora color, mostrando ironía y delicuescencia, facultad para ir más allá de lo concreto, envolviendo con gesto la evidencia concreta de la materia. Este es el caso de las series ‘On the other side’ o ‘Salta el sol’, mientras que la serie ‘Texturas’ muestra rompimientos, variaciones, cambio de expresividades en un contexto dinámico. Pero, está claro que, en líneas generales, considerando su producción en sus diferentes disciplinas plásticas, destaca por su expresividad contenida, su facilidad en concretar actitudes respecto a situaciones, dentro de una personal mirada, que es individual pero que está dirigida a la globalidad.

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

 

 

 

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal