Exposición de pintura y joyería de Gerard Valls en Galería Paspartú de Barcelona

 

Geometría, sexo, energía y laberinto en "SenXualitat"

 


 

La Galería Paspartú de Barcelona acoge del 12 al 29 de marzo de 2008, inauguración día 14 de marzo, la exposición titulada ‘SenXualitat’, de Gerard Valls, formada por obra pictórica, realizada en técnica mixta, donde combina geometría con esencia dinámica de la energía, figuración, iconismos y entramado cromático.

 
Elucubra sobre el sexo, dando importancia a la sensualidad y al acto energético en sí mismo, a nivel de concepto, pero, también, dentro de un planteamiento en el que lo plástico está mediatizado por la idea.

 
El sexo ha sido algo natural, consustancial con el ser humano, pero, luego, fue considerado tabú. Ya el castigo en tiempos de Roma por adulterio era la amputación de la nariz. Mientras que, en la antigua Babilonia, se permitía a los hombres ofrendar a sus mujeres como pago colateral por un préstamo.

 
En la civilizada Inglaterra, hasta el año 1884, una mujer podía llegar a ser encarcelada por negarle el sexo a su esposo. Mientras que, en la época medieval, la doctrina de la fe cristiana ordenaba que el coito debía ser evitado a toda costa y que no se debía tener placer durante el acto sexual.

 
Está claro que el sexo, por lo que tiene de liberación, aspecto que pone de manifiesto, en determinadas obras, el creador plástico catalán Gerard Valls, considerándolo acto espiritual en el momento del éxtasis, es complejo y está regulado de forma diferente en distintos países.

 
Recordemos que, en la actualidad, en Estados Unidos, en los estados de Arizona, Florida, Minesota, Lousiana, Carolina del Norte y del Sur, UTA y Virginia el sexo oral es ilegal. En el mismo Estados Unidos la homosexualidad hasta 1972 se consideraba una enfermedad mental. Por otra parte hasta el siglo XVII, en la teóricamente liberal ciudad de París, a las prostitutas se les podía castigar con latigazos, rapándoles la cabeza y eran expulsadas de la ciudad.

 
El machismo en el sexo no es de ahora, ya en la antigua Babilonia, el código de Hamurabi castigaba a la mujer que era objeto de violencia sexual o que era claramente violada. Es más, si por desgracia, una mujer casada era violada, se consideraba este hecho como adulterio y ella y su violador eran condenados a morir irremediablemente ahogados.

 
La apuesta de Gerard Valls es transformar el sexo en liberación. Pero no solo en liberación, sino también en actividad plástica artística. Es decir que el resultado del sexo lo convierte en formas, figuras y composiciones, en las que la materia y el color determinan estadios diferentes e innovadores.
El sexo es liberación de energía o contención energética, produciendo placer, sensibilidad, sutilidad, apertura de mente, fortaleza y determinación, espiritualidad y, finalmente, el nirvana.

 
El sexo constituye la base fundamental del ser humano, que no tiene porque ser ninguneado pero tampoco reprimido. De ahí que los personajes de la obra pictórica del pintor y joyero catalán indaguen en su propio destino a partir de fusionarse en el momento del éxtasis.
Buscamos la unión siendo uno pero distintos. Nos liberamos de todo aquello que nos separa, para integrarnos, poco a poco.

 
En épocas primitivas la animalidad de muchos no permitían la unión que hoy se puede dar cuando dos espíritus van más allá de sus intricados laberintos y olvidan su egoísmo y vileza. La superación del ego conduce al fortalecimiento el yo cósmico, del yo superior, de la propia iluminación que es la esencia que nos define.

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

 

 

 

 

  

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal