Expone del 16 al 31 de marzo de 2007 en el Palacio de Congresos de Madrid

 

 

Roberto Dell’Acqua: De lo intenso, barroco y sensual

 

 
 

Roberto Dell’Acqua investiga en las profundidades de su interior, para ser referente de las mismas, dialogando entre la necesidad de ser y la posibilidad de atrapar el pasado para viajar hacia el futuro. El ser es la intensidad del momento, la captación de los rasgos de lo cotidiano, o, en todo caso, la conexión con la tradición, la cultura específica de un país como el nuestro, por ejemplo. Y la posibilidad de atrapar el pasado descansa en la dinámica de interactuación que ejerce sobre los diferentes elementos que utiliza.


Es, en sí mismo, un creador escenográfico, teatral, en el sentido intenso del término, que sabe muy bien delimitar el espacio, acoplar elementos, ubicándonos en un contexto calculado, pero, de gran ejecución.


Va más allá de la anécdota. De hecho en su creación que presenta en el Palacio de Congresos de Madrid, se interesa por lo misterioso, la suerte, el embrujo, el hechizo, la fuerza contenida en la dinámica de la peculiaridad de la trascendencia de las cosas. Emplea elementos, signos, símbolos, concentración de evidencias, para describir una realidad barroca, que es intensa y que se entiende a nivel de composición, a partir de un posicionamiento arquitectónico, en el que se conjugan actitudes de gran intensidad, en las que lo importante es el discurso expresivo, como sinónimo escenográfico contenido en la sustanciación sensual.


De lo expresivo, amalgama de recuerdos, imágenes que se repiten, que nos acercan a iconismos reverenciales, pero que, el ser contemporáneo de hoy aleja de su pensamiento, porque tiene otras preocupaciones.


En su intensidad escenográfica, lo más evidente es la fuerza con que aborda la composición en todo momento. Instante a instante se concentra en los momentos vitales, aquellos que expresan la visualización de la propia esencia anímica. Una esencia del alma de Roberto cambiante, siempre lúdica, voluptuosa, en ocasiones onírica, en otras teatral, en las más vivencial, también determinante, compleja y distante al calor de la pasión del frenesí.


El creador italiano, nacido en 1957, es un exponente preclaro y lúdico que va más allá de la anécdota cotidiana, para entrar en el ejercicio de los momentos, aquellos que convierten lo sensual en una actitud, el barroquismo en una forma de vida, mientras que lo intenso es expresivo y dinámico.


No hay realidad más halagadora que la que se concreta a partir de exponer lo interior. Adorna la escena con elementos y seres que son fruto de emociones, que aparecen ante sus ojos como sensaciones puras, sin vestimenta ni ropaje alguno.


Vive el momento en el instante dramatizado, en la conjura de los ornamentos, donde magia, misterio y superstición se dan la mano..

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 

 


     

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal