Expone en Galería José de Ibarra de Barcelona hasta finales de enero del 2007

 

Robert Carbonell, informalidad, búsqueda de la pléyade en la dinámica del magma

  

 
 

Es un creador abstracto informal, que pretende hallar la dinámica de la fortaleza expresiva en la materia a partir de conseguir la esencia de la transmutación del cambio continuo. ¿Y cuál es la esencia del cambio? Pues es la propia evidencia de la vibración, de la longitud de onda, de la energetización existencial entendida como núcleo del universo, fundada en la interdependencia, en la complementariedad de funciones y en la posibilidad de contrastar energías diferenciadas. Todo ello analizado de manera constante, hasta el punto de poner a su alcance continuos retos, sin importarle cual es el principio y el final del experimento.


Lo fundamental no fue quien comenzó, sino cómo y porqué se hizo. Los inicios sirven para explicar la historia, pero, en ocasiones, no son adecuados para apoyar una actitud marcadamente compleja e incluso desvían la atención de sus principales objetivos. De ahí que para el pintor catalán (
www.abstracte.com) el propósito principal sea la constatación de la esencia de lo que representa.


Indaga para ello en la informalidad. Elucubra en los paradigmas de la abstracción pura, mostrando la determinación del color, ideal para marcar estados de ánimo, introducir nuevos planteamientos compositivos, definir contrastes, procurando darle un mayor arropamiento pasional a una creación surgida del diálogo, de la evidencia de la esencia, que va más allá de lo sugerente.


Lo sugerente se inicia a partir de interesarse por lo cotidiano y ahí es donde incide el creador catalán. Una cotidianeidad que es asimétrica, es decir informal, y, por lo tanto, abierta a una gran variedad de elucubraciones.


Plasma su determinación abstracta, nutrida por poderosos colores, de tonos exigentes, otros menos directos y más íntimos, mostrándonos el docudrama, el escenario de los sentimientos convertidos en abstracción.


Exhibe la no forma, la idea de no mostrarnos una realidad concreta exterior, sino de procurarse una visión más allá de lo evidente, de la expresión pura de sentimientos y sensaciones, surgidas de la propia vida.


Investiga la importancia del color en un contexto matérico, nutrido en densidad, caracterizado por su exhibición de sutil magnetismo cromático, en la que el tono es el protagonista.


Domina la composición, lo hace con lentitud, desarrollando una cuidada técnica, ejerciendo las labores de control adecuadas, pero sin presionar en la manera de conseguir los objetivos.


No quiere ni le interesa concentrarse en una actitud marcadamente escenográfica, sino que lo que le produce mayor respecto es su peculiar inclinación de sentenciar los cosas de manera informal.


Este modo de actuar le conduce a una determinación constante, a un hilo conductor que le impulsa a ser coherente en lo expresivo, desligándose de lo ingenuo, buscando la dureza de la crudeza del marasmo de lo matérico.


La materia es como la vida, expresión, evolución y muerte para volver a renacer. Es un ciclo que se repite constantemente, dentro de la búsqueda de la pléyade en la dinámica del magma.

 

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


     

 

 

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal