Roberto Benítez, la dinámica de la gestualidad en el propio espacio

 

 

La obra pictórica de Roberto Benítez viaja a través del gesto, en el espacio, con o sin tiempo, buscando nuevos espacios, permitiéndose captar lo esencial y lo circunstancial, a modo de vertebrador de realidades, contenidas en proyectos paralelos, insertados en la propia evidencia de lo trascendente. 

Todo lo que existe trasciende la propia evidencia. Estamos en un cúmulo de circunstancias en las que lo importante en la forma con que se aborda la realidad. Hay diferentes realidades que pueden ser o no acumulativas, alegóricas, simbólicas, que se reparten el espacio, que se hallan en paralelo que, en ocasiones, no observamos.

Roberto Benítez viaja por las profundidades de su mente, entrando en trances, a veces sugestionado por la imaginación, otras por el conocimiento adquirido, pero, también por la propia capacidad de la energía en avanzar hacia prolegómenos establecidos y otros más ignotos. Porque la realidad es suma de realidades, es decir que va más allá de las circunstancias, inducida por la acción de la energía que lo va transformando todo. 

La energía incide como si fuera una conjunción de planteamientos situados en diferentes planos que el artista andaluz canaliza como formas y gestos. Pero, entre los gestos, en mitad de líneas, curvas, espacios, cromatismos, se forman caras, rostros, figuras, elementos que poseen lecturas referenciales, que se iluminan como retazos de memoria perdida, fragmentos de canalizaciones, concentraciones de energía alfa y beta, transmitiendo fuego, trascendencia, virtuosismo, contemplación, o bien agua, relajación, movimiento silente. De la tierra, materia concreta, viajamos al espacio, aire, evanescente, pasando por el fuego purificador y transformador, hasta llegar al agua, receptáculo, lámina transparente o no que contiene la bios, que vuelve a generar vida, organismos, micro-organismos, seres de otros mundos.

Su catarsis le conduce a representar la incidencia de lo real en lo espiritual y a la inversa. Los mundos están armonizados, pero solo constatamos aquello que nos enseñan, al margen de la real unidad. De ahí que la obra de Roberto tenga la capacidad y atrevimiento necesarios para alcanzar loa conjunción de ambas.

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


     

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal