Roberto Benítez, captador de energías y espíritus en el marasmo de lo plástico

 

 

El enigmático y gestual abstracto expresionista pintor andaluz indaga en los prolegómenos de otras existencias, en mundos que están conformados por energías sutiles o no, que fluyen en el espacio, en nuestro propio espacio-tiempo y en otros espacios que no están al alcance del cerebro humano. Sus obras, cuatro en uno, ocho en uno, es decir ocho obras en una misma obra, ocho pinturas distintas, según posición y ángulo de contemplación, según punto de vista del espectador, configuran una creación pictórica que se aparta de los cánones habituales, que se incardina en el marasmo energético de trascender para ir más allá de la materia. De hecho la materia es energía, se nutre de espasmos energéticos, situados en determinadas coordenadas producidos por seres, entes, espíritus, energías que están en transición, que se encuentran en estadios de evolución. 

En ocasiones Roberto Benítez entra en un trance plástico que le permite conectar con estas otras realidades que existen pero que no vemos, están ahí porque la existencia es la suma de existencias, la herencia del karma, la conjunción de vidas pasadas, de momentos de la historia personal de uno que se reflejan ahí, como producto de un determinado momento de acción. Somos acción, energía pura, gesto en el espacio, espacio con gesto energético. 

Nosotros nos llenamos de fuerza gravitatoria, de voluntad material de vivir, pero, también, hay otros aspectos de la propia espiritualidad que nos gobiernan, que están ahí, que son el resultado de su determinación más allá de las anécdotas. De ahí que lo que existe es la voluntad de percibir, la determinación en evolucionar hacia estadios superiores, en los que hay otros planos de existencia. De hecho no hay una sola porción de existencia que sea igual a la otra. Por consiguiente la pintura del creador andaluz es la suma de diferentes creaciones, porque es el reflejo de la conjunción de energías que intervienen en determinados planos del espacio-tiempo y de otros parámetros que no podemos percibir con los medios normales. 

Sus obras pictóricas cuatro en uno, ocho en uno, reflejan la fuerza y determinación de quien va más allá de la anécdota, surgen de la evidencia de que lo que existe se encuentra en la llave del arcano, en los archivos del supra ser, en los mundos de lo ignoto, pero que poseen abertura en las que entrar y constatar toda la fuerza de su propia conformación. 

Refleja, aquí y allá caras, seres, animales, esbozos de pasadas existencias, retazos de espíritus en evolución, en el marasmo gestual y curvilíneo de su obra pictórica en la que lo importante es la determinación de la captación..

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


     

 

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal