Expone en la calle Principado de Asturias, 28, en el Centro Cultural de las Rozas ‘Díaz Caneja’,

del 17 de abril al 15 de mayo de 2008

 

 

Luis Guerrero, la escultura que indaga en el misterio de la existencia

 

 


El escultor conquense Luis Guerrero expone en el Centro Cultural de las Rozas obra escultórica basada en la dinámica de la biología, en formas orgánicas, otras que son o asemejan la maternidad, alusiones más o menos veladas a la figura de la mujer, pero sin describirla.

 

En líneas generales su apuesta es biológica, con formas orgánicas, con predominio de la forma curva, la sensualidad de la curva, permitiéndose indagar en lo fundamental, que es el núcleo que da sentido a la vida.
La existencia es energía, y, como tal, forma parte de la transmutación constante, de ahí que el movimiento acompañe sus esculturas.


Se aleja de lo hierático, de la solidez formal, porque quiere instalarse en un concepto que transmita energía, desarrollo y cambio.


El nexo de unión entre el cambio y la vida pasa por la materia orgánica, que es quien realmente transforma de manera directa lo existente. Pero, también, es consciente de que existe algo más, de que tenemos un punto de partida basado en la iluminación espiritual, en la transformación lumínica que es quien mueve el mundo.
Todo lo existente es materia y espíritu, porque es como si la materia no tuviera energía, sería absurda su existencia. Es decir que, incluso las grandes cordilleras están en movimiento permanente y hemos visto como estribaciones montañosas que antes ocupaban grandes extensiones y alturas de la superficie terrestre hoy se encuentran en el fondo del mar.


El movimiento es el que da sentido a la vida, porque todo lo existe se transforma. Si no se produjera transformación no habría vida.


La vida es la propia evidencia de que la transformación energética es fundamental. Cuando nos morimos, es decir, cuando nuestra alma abandona el cuerpo, pasamos a una dimensión astral, donde se mantiene la apariencia de cuerpo, pero este ya no existe. La materia es menos densa, vamos camino de lo fluido. Lo mismo ocurre con nuestra evolución como seres humanos en la tierra.


Nacemos, pasamos por diferentes etapas: infancia, adolescencia, juventud, madurez y senectud. De lo vital y denso, al equilibrio y, luego, a la fluidez para volver a empezar dentro de planteamientos claramente espirituales.


Estamos de paso, de ahí que Luis Guerrero afirme en su obra escultórica la importancia del volumen, que es la materia, es decir lo concreto, para evolucionar.
Sin materia en la tierra no se podría evolucionar dentro de los parámetros humanos, a no ser que nos convirtiéramos en seres de luz.


Luis Guerrero apuesta por la biología, por la existencia, es decir por la vida. La vida como acto supremo que nos convierte en actores de un film interminable y que se repite generación tras generación.
La evolución nos permite crecer y madurar para, luego, poder escoger el camino.
La esencia es una cuestión de caminos, senderos, sendas, actitudes y motivos.


Cada uno escoge una determinada dirección o direcciones, pero hay que tener en cuenta que, a menudo, el destino cambia nuestros propósitos.


Lo que sí está claro es que la existencia es vida, la vida es intención y esta es energía. Con energía y determinación hacemos posible la existencia, que no sería nada sin la biología. Pero, tampoco tendría ningún sentido apostar por la biología si al final del camino no hubiera nada. Siempre hay lo que tiene que haber, al margen de partidismos. La superación continua de pruebas nos conduce, finalmente, a una realidad laberíntica y compleja, pero, a la vez, firme en las convicciones.

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

(AICA)

 

 

 

 

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal