Francisco Arroyo Ceballos, el interrogante y la constatación 

 

Francisco Arroyo es coherente con su legado, especialmente con su predisposición a plantearse preguntas, que tienen respuesta por sí solas y también respondiéndose él mismo. Su obra es una continua búsqueda del más allá en el más acá, empleando símbolos, iconos, rastros primitivistas, sesgos personales, constataciones visuales que hunden su personalidad en la propia materia. 

Icónico, busca el símbolo, que le permite transmitir épocas, bucear en el pasado, recrearse en las posibilidades de la historia, de circunstancias y segmentos, retazos de culturas que el artista andaluz recupera poco a poco, casi en silencio, sigilosamente, para reafirmarse en el poder del signo.

La materia es importante, porque es la base de la vida, el pedestal de nuestra existencia y de ahí hacia la introspección interior, el abarcar las posibilidades y conexiones de nuestras propias facetas, que se sustentan en la fabulación, a partir de la reafirmación de la realidad.

La materia habla con fuerza, es específicamente directa, especialmente en pintura y los murales, mientras que, en escultura, juega con el espacio, bucea y se asienta en la geometría contundente, a veces casi directa, como queriendo mostrar la fuerza de la propia idiosincrasia de la limitación con relación al espacio inmenso ante el que se muestra.

La forma es importante, pero lo es más el espacio. Hay un diálogo entre el espacio y la forma, entre la estructuración de lo evidente hierático y la capacidad de evocar el vacío. Pero no se recrea en él. No lo busca pero continuamente le halla siempre, para superarlo, buscando el icono, el símbolo, el poder del signo para poder contrarrestarlo. 

La materia es sensualidad, asentándose a través del color, mediante la fortaleza de la elegancia cromática, que sugiere mundos más elípticos, vitales, dotados del hálito de la biología, arraigados en lo más hondo de su planteamiento, estructurados en la persistencia de la evidencia. Constatamos lo que vemos, pero su significado ha cambiado. 

No es lo mismo cuando surgieron signos por primera vez y, ahora, cuando los contemplamos descontextualizados, sacralizándolos, confiriéndoles un poder áurico, casi divino, porque tendemos a idealizar lo que no conocemos. De ahí que su obra pictórica presente, en numerosas ocasiones, una capacidad para interrogarse, buscando la duda como método para hallar la certeza de las cosas. No hay verdad, sino suma de pequeñas verdades. 

La espiral de la energía, la fuerza de la materia, la evidencia del signo, la predeterminación de la casualidad en una senda ya trazada que el artista sigue para hallar en lo explicable la razón del misterio de la existencia. 

Hay diferentes ovillos que conducen a la dualidad de las cosas, porque el equilibrio es unión de contrarios. De ahí que sus signos sean contrastados, distintos, hasta antagónicos, en los que se puede constatar la presencia de la espiral, huellas de misterio espiritual o bien claves que nos permiten bucear en el espíritu guerrero indomable de la humanidad. Todo en un mismo discurso, explicado con serena convicción, pero, dentro de un dinamismo sutil, dado que, a pesar de su conformación matérica, su obra es movimiento, gesto, energía, aspa que mueve el viento del cambio, motor que impulsa las coordenadas del arte hacia el interrogante y la constatación.

Dudas que son aclaradas, constataciones de evidencias, que, en el fondo, lo no son tanto, dado que van más allá de la propia circunstancialidad. No hay detalle sino fuerza emergente en la vibracionalidad de lo sutil. Hay muchos cambios, pero, en el fondo de la cuestión, lo que prevalece es la fuerza que nos une y explica hasta donde podemos llegar con determinación. 


  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 



     

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal