Francisco Arroyo Ceballos, a través de la forma interroga a la geometría 
         

Francisco Arroyo Ceballos interroga a la geometría mediante la utilización de la forma como concepto. Es decir que intenta comunicar la sensación de que la forma es un concepto puro, basado en su aportación espacio-temporal, en la que la materia interviene de manera disciplinada.

No hay voluntad de cesión, tampoco, determinación en sí misma, sino que esta actitud se produce a partir del convencimiento que tiene el artista en la idiosincrasia de la forma como ente puro.

La geometría es un conjunto de formas. Cada forma está constituida por un núcleo formal que se explica de manera evidente. La pregunta que se hace el creador plástico cordobés es en torno a la propia forma en sí misma: ¿Hasta qué punto influye a nivel de pureza una apuesta formal enfocada hacia la geometría que se considere contemporánea? 

La forma no existe, es fruto de la observación, lo que, realmente, posee existencia en sí misma, es la materia. ¿La materia es forma? ¿La materia es color? ¿Hasta qué punto la materia está nutriendo a la forma? La producción pictórica de Francisco va en línea con la afirmación de que la forma es forma, y, a la vez, geometría, porque posee complejidad, y, por consiguiente, facultad por reagruparse con otras formas. 

Cuando una forma es inconcreta es porque se le ha asignado un papel al margen de la cotidianeidad. La cotidianeidad es la formulación de la búsqueda de lo concreto.

Lo divertido de la nueva geometría es que posee una gran capacidad de transformación, vinculada, en unos casos, a la imaginación, y, en otros, se sitúa muy próxima a la ciencia. Por eso el purismo formal nutre conformaciones geométricas, en las que se muestra una estructuración escenográfica, especialmente en el capítulo de las instalaciones del creador cordobés. Mientras que, en pintura, su apuesta formal no posee ese papel dinamizador como en la escultura. De ahí que su obra pictórica esté representada por signos caligráficos, resultado de una imperiosa necesidad de conceptuar la temática, para encontrar un camino específico que la identifique y la destaque. 

Si optamos por la defunción de la trama de formas, la geometría dejará de ser lo que es y se transformará en luz. Siendo matérico Ceballos avisa al espectador que todo cambia y de ahí que acostumbre a presentar su creación a modo de puzzle y con mucha materia, pero, dando la sensación de provisionalidad. 

  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal