Su legado plástico en la Pinacoteca Francesc Subarroca

Francesc Subarroca, entre la geometría y el cubismo

 

 

La creación plástica de Francesc Subarroca se adentra en los prolegómenos de la forma, primero observando la realidad y su disposición arquitectónica. 

La arquitectura urbana, rural, biológica, vegetal y mineral forma parte intrínseca de la existencia. La arquitectura es creación, planificación, ordenamiento y desarrollo de formas. 

Después, conforme su obra pictórica evoluciona, acentúa el inicial ordenamiento arquitectónico formal, tendiendo, cada vez más hacia la desestructuración de las formas, convirtiendo la realidad en formas geométricas, manteniendo elementos enteros de la misma, cuando define iconografías específicas o precisa de definiciones concretas. 

Es alegórico, simbólico, permitiéndose investigar en la forma en su estado más puro. Entiende que la forma no es abstracta, sino que forma parte de la realidad que nos conforma. Es decir, posee una condición de realidad, en sí misma. Después, esta misma sensación de realidad se transforma lentamente, a medida que se va convirtiendo la composición en geometría formal, en que los personajes solo son rostros y lo demás geometría, es decir cuando la desestructuración es más intensa. Pero esta evolución es parte de una actitud filosófica constante en la vida de Francesc Subarroca, dado que siempre se ha planteado una dinámica específica que recuerde y desarrolle los conceptos a partir de sus orígenes. Es decir que es un buscador del origen de las cosas. 

Sabe que la realidad es geometría, desde el átomo a la composición de la sangre o las células humanas. Si mira el cosmos, los planetas, el globo terráqueo, todo ello es parte de la forma en sí misma. Pero lo geométrico es matemático, posee unas características numerológicas y, estas, a su vez, se adentran en lo energético. Se trata de una manera de ver el mundo ideada por el hombre. ¿Pero... será real? ¿Existe tal y como se lo imagina nuestra mente y cerebro? ¿Es lógico el universo? ¿La vida es matemática pura? Francesc Subarroca indaga en estos interrogantes, porque su obra primero, posee referencias, luego, expresa el inmenso drama de la propia existencia, para, después, ser consecuencia o el resultado de su propio interrogante. 

Si no hay una descomposición geométrica de las cosas, no podemos saber con exactitud su conformación. 

Las matemáticas nos ayudan en los cálculos, incluso en comprender fenómenos físicos, químicos, esotéricos, chamánicos y espirituales. Porque se trata de indagar en los mismos a través de sistemas de ordenamiento y control, decodificadores de claves y enigmas para poder penetrar en el tejido más alambicado, en la malla de sensaciones, energías y materias entrecruzadas. 

No hay verdad, sino cúmulo de diversas verdades, conjunción de formas que configuran estructuras y estas definen elementos, seres humanos, planetas y vidas. 

Lo real es la forma, pero no existe, porque es ilusión óptica generada por un cerebro poco evolucionado. Lo que existe es la auténtica realidad, que es la energía, que incide en la materia, transformándola. 

No podemos ver la acción de la energía, pero, en cambio, constatamos la transformación producida en la materia. Lo que vemos es una ilusión de realidad. De ahí que el creador plástico catalán intente por todos los medios analizar, empleando las formas geométricas, la esencia misma que las compone.

  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal