Su pinacoteca aglutina más de 3.000 pinturas, esculturas y dibujos de sus 60 años de creación

Francesc Subarroca, la fortaleza de la geometría en la composición expresiva

 

 

Explorador de temáticas diversas, testigo fiel de su época, profundiza en la forma geométrica, en los paisajes austeros y desarraigados del Somorrostro, capta la mirada profunda de las gitanos, se concentra en los agricultores, en la gestualidad de los árboles, en la sensualidad de los caracoles o la expresividad de la mirada de las cabras que pastan tranquilamente en un paraje mediterráneo. 

Aúna geometría y expresividad, dentro de un mismo contexto compositivo, en el que destaca especialmente la fortaleza de la estructura, pero siempre incardinada en el planteamiento general temático. 

La forma geométrica en su etapa expresionista se entiende como parte de un todo, para, luego, ser, destacarse, profundizando en su propia proyección. 

Hay un orden, porque hay que saber estructurar la composición, para hilvanar el desarrollo del emplazamiento de los elementos. 

No se puede dejar nada al azar, porque se descontrola la intencionalidad final de la composición. De ahí que la forma cumpla dos funciones a lo largo de toda la producción de Francesc Subarroca: Una, ser parte de un todo compositivo, como armazón y dos, como concepto en sí mismo. Cuando cumple las dos funciones a la vez, en la etapa cubista, se reencuentra en sí misma, desarrollándose con naturalidad, mostrando el largo alcance de su propia definición como idea. Se trata de ser armónica consigo misma, en el sentido de impulsarse y de auto conocerse, hasta el punto de constituirse por sí misma, en sí misma y para sí misma. La forma como entelequia, como motivo de especulación, que se convierte en protagonista central de una creación basada en la idea. Una idea centrada en el sentido último y el desarrollo esencial de la propia prodigalidad de la estructura. 

La forma existe porque es la referencia externa de lo existente. Se trata de que, a partir de la forma se define el contenido, se da sentido a las estructuras, que conforman el esqueleto de todo lo existente. De ahí que sea una constante y que lo que caracteriza, sea cual sea la etapa pictórica del creador catalán, siendo además el sello que define su obra, es la fortaleza de la geometría.

Con una pinacoteca puesta en marcha hace poco, Pinacoteca Subarroca, situada en calle La Forja de la Ciudad Condal, con más de 3.000 obras de diversas disciplinas (pintura, dibujo, escultura, serigrafía), su aportación al arte contemporáneo pasa por la consistencia geométrica en la etapa expresionista, por el gesto alegórico pero no representado contenido en espiral en la etapa cubista y en la determinación del concepto abstracto en relación a la geometría.

Hilvana un discurso serio, cerebral, y a la vez de gran intensidad, armonizando la dinámica de la evidencia formal con la expresividad. 

La forma no es contemplada en su discurso plástico como apariencia estética, sino como parte fundamental de un discurso serio, coherente, sensible, dotado de evidencias y de estructuras que son la base de su propia evidencia. 


  


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 


 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal