Felipe Juan, el viaje interior hacia el propio conocimiento
                        


Felipe Juan inicia un viaje interior hacia su propio descubrimiento, empleando sus conocimientos y percepciones. Es un creador que unifica vida y filosofía, porque emplea la filosofía para la vida. De ahí que su pintura sea un reflejo de la misma y surja con toda libertad la filosofía.

     
No es fácil en los tiempos que corren ser coherente con esta premisa, porque se tiende a delimitar y compartimentar lo que se piensa con lo que se hace y lo que se vive. De ahí que el viaje interior de este artista canario sea profundo, coherente, consecuente, dotado de alma, tanto en su contenido como en su continente. Sus paisajes imposibles, sus puestas en escena maravillosas, su intenso colorido, las apariciones de bellas mariposas, de estupendos animales fantásticos, de atractivos niños índigo, de caleidoscopios oscilantes conteniendo una flor en cada fracción, son el resultado de su corazón hilvanado con la mente sabia, con el cariño del momento, que surge de la oscilación milenaria que capta en los instantes de meditación. 
Deja fluir el subconsciente, atrapa sueños, instantes, imágenes emblemáticas contenidas en el baúl de los recuerdos de la mente cósmica. 
Mira al horizonte y constata la fuerza de la evidencia, la determinación en el desarrollo de la belleza interior. En determinados momentos, si nos dejamos ir, constatamos como sus paisajes no obedecen a un afán de descripción externo, sino que son producto de estados de ánimo internos, pero también son consecuencia de sus aficiones literarias, de sus estudios de la Nueva Era, de su necesidad de conocer más a fondo la cromoterapia, es decir el significado oculto del color.

   
Cada esencia, cada elemento, cualquier ser que exista es producto de una manera de viajar hacia la fuerza interior y exterior. La fuerza es el conjunto de energías, del pasado, presente y futuro, de nuestro planeta, del sistema solar al que pertenecemos pero también de otras galaxias. 

     
Aunque descubramos otros planetas los signos del zodíaco y sus valores se complementarán, sin menoscabo de su evidencia actual. Es absurdo decir que la astrología es falsa porque hay planetas como Plutón descubiertos recientemente. La astrología como todo lo existente existe de por sí, al margen del conocimiento humano. Es más, incluso identidades superiores a la nuestra saben que no hay una sola verdad, sino camino de verdades. Hay principios universales que se aplican en determinadas condiciones, variando si estas no acompañan a los mismos. Es decir que todo está en permanente transformación, incluso aquello que es sujeto de su misma concepción de trascendencia. De ahí que su obra obedezca a esta necesidad de captar y ser fiel a la energía y sus transformaciones, aunque, en ocasiones, el espejismo de la mente sabia sea producto de su evidencia más simple. Es decir que todo es espejismo, pero está también la ilusión y la idea trascendente. 

     
Si vemos una mariposa, el corazón radiante y el sol espléndido enseguida deducimos que hay verdad enigmática que nos acompaña en el camino de libertad del mundo. ¿Cómo puede existir tanta belleza a pesar de la idea de muerte que impera? Porque en el paisaje es el corazón quien sabe y capta las sensaciones, de ahí que Felipe Juan dibuje y coloree un gran corazón presidiendo su obra. En otras es el movimiento de la forma, o los colores que nutren las flores o los animales. Todo está en función de la belleza, armonía y proporción. Por consiguiente la existencia es dual en un planeta dual, pero sería distinta en un planeta monofuncional y en otro de luz.

 
No hay un gusto excesivamente académico compositivo en la obra del canario pero sí una presencia de un cierto orden que clarifica la manera de posicionar sus elementos en el discurso pictórico. El resultado es una obra pictórica de la Nueva Era, asentada en el dibujo, marcada por el color, delimitada por la perspectiva, construida con rigor, dentro de una serie de parámetros en armonía con su propio destino.

  
 
Joan Lluís Montané

De la Asociación Internacional de Críticos de Arte
 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal