Participa en dos muestras individuales de gran interés en el New York Palace Boscolo Luxury Hotel

y en el Instituto Italiano de Cultura de Budapest (Hungría)

 

Clodoveo Masciarelli, de la expresividad al trabajo directo del metal

 

 


Clodoveo Masciarelli es un forjador de metales, como los antiguos artesanos, pero aplicando sus conocimientos a la producción artística. Es un artista que ama el metal, trabajándolo de tal manera que lo moldea directamente, transformándolo, buscando convertir sus formas y densidad en creaciones donde la expresividad de las texturas destaca en todo momento.


Trabaja el acero y el bronce en escultura; también ambos metales, además del oro y la plata en su producción de joyería. Se caracteriza en ambas disciplinas por la expresividad del trabajo, la sugerencia de sus texturas, el contraste de superficies, buscando el volumen, pero, también, la dinámica del cambio.


El metal es dúctil, y su intención es transformarlo. Busca el cambio por el cambio, en un sentido artístico, destacando la asimetría, la irregularidad de superficies, el trabajo directo del metal, lo cual implica adoptar una actitud de alquimista.


Experimenta de forma constante, buscando relieves, incisiones, perforando el metal, dejando la huella del paso del tiempo y de las circunstancias.


Inscribe la historia natural y cósmica en sus obras, exhibiendo pasajes gloriosos terráqueos y otros cósmicos, que quedan reflejados como homenajes permanentes de un segundo que fue y que ha cambiado.


Ha llevado a cabo dos importantes muestras, del 11 de junio al 30 de agosto de 2007 en el New York Palace Boscolo Luxury Hotel y en el Instituto Italiano de Cultura de Budapest (Hungría).


Una de las muestras está formada por 25 esculturas y 35 obras gráficas de gran formato en el Instituto Italiano de Cultura y alrededor de 60 joyas en el New York Palace Boscolo Luxury Hotel, ambas en la capital de Hungría.


La obra escultórica de Clodoveo se caracteriza por la forja del metal, en el que realiza incisiones, recorta plancha, buscando, luego, la combinación entre metal y mármol, alabastro y piedra. También incorpora plexiglás y esmalte frío para darle color y contraste.


Sus esculturas exhiben la potencia de lo cósmico, exhibiendo planetas, satélites, estructuras de estrellas, aspectos fragmentarios de un universo infinito que el artista conoce, porque, además, posee notables conocimientos de astronomía.


Es un creador singular dado que combina el conocimiento ancestral de la forja con la experimentación moderna, el uso del plexiglás y el empleo del esmalte en frío, para acentuar la expresividad de sus volúmenes.


En obra gráfica presenta grandes formatos cilíndricos, siguiendo la estela de su escultura, fomentando la creación gráfica basada en incisiones, huellas, que quedan para siempre, mostrando el universo infinito pero uno. Todos somos uno, formamos parte de la unidad en diversidad.


Su producción joyera posee carácter, es expresiva y orgánica, sigue los pasos de su escultura, combinando de forma contundente el trabajo directo sobre metal, bien sea oro, plata, bronce y acero con el esmalte en frío.


Fundamentalmente orgánicas, sus piezas de joyería no renuncian a la diversidad de sus formas, prevaleciendo como en el resto de disciplinas en las que interviene, la mística de la forma.

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

 

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal