Del 6 al 30 de abril de 2006 en el Museo del Ferrocarril de Madrid

   

Escuchando la tierra y Espejos de agua, Pepe Pernil y Chema Morán     


Dos fotógrafos frente a frente, en las paredes del vagón de tren de época que alberga la exposición de Pepe Pernil y Chema Morán en el Museo del Ferrocarril de Madrid. 


Pepe Pernil con sus fotografías coloreadas a la acuarela y las imágenes digitales sobre el agua obtenidas por Chema Morán. Escuchando la tierra de Pepe Pernil muestra un recorrido a través de paisajes, escenas marinas, la tierra como protagonista, coloreadas para darles un toque distinto, buscando la expresión pictórica en la imagen captada en blanco y negro. Ya de por sí el empleo del blanco y negro es una obra artística porque supone adaptar el cromatismo de la realidad a la escala perceptiva del blanco y negro, inventándose no solo ángulos y zonas más precisas, sino también sombras, degradados, etc. además de otras potenciadas e incrementadas expresamente desarrollando una visión poética de la realidad. Luego las colorea, con lo cual introduce una nueva intervención artística, confiriéndole color a zonas que no lo tenían, aumentando aquí y allá el interés de la imagen debido a la utilización de colores contrastados, intensos, pero, a la vez, sutiles. Y, finalmente, nueva foto de la imagen coloreada, constituyendo, en definitiva, un proceso lento pero preciso, en el que los blancos y negros, con su gama de sutilidades, se combinan con la magia intensa del color.


Chema Morán, en esta ocasión, concentra su interés a través del objetivo macro de su cámara digital en las ondulaciones del agua, las moléculas en movimiento del líquido elemento en su serie titulada Espejos de agua. Se trata de fotos obtenidas con el macro objetivo, persiguiendo la realidad ampliada de la elegancia y sensualidad de las gotas transparentes del agua, captadas mientras ésta se desliza a través de arroyos naturales, sin contaminar, en los que predomina la magia del movimiento, la gracilidad del gesto, la intensidad de la ondulación, como si fueran concentraciones de energía que se miran unas a otras, instituyendo un baile de atracción mutua, ascendente y descendente, buscando laberintos, exhibiendo otros, deslizándose unas dentro de las otras. Se trata de espejos del agua, fragmentos de laberintos de gotas de agua, de miríadas, millones de gotas que hacen el amor, nos miran y se miran.

 


Joan Lluís Montané

De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

 

 

 

 

DISEÑOS E INSTALACIONES

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal