Expone los meses de septiembre, octubre y principios de noviembre en la colectiva de la Galería Jorge Ontiveros de Madrid

 

Francisca Blázquez, la singularidad específica de la dinámica espiritual geométrica

 

 

Francisca Blázquez, ( www.franciscablazquez.net ) expone geometrías dinámicas, elaboradas en base a una imaginación desbordante, desarrollada gracias a su capacidad de conectar con las vibraciones de los diferentes planetas, satélites, asteroides, mundos y galaxias existentes en el universo sideral. 

Conecta con la vibración magnética, materica y esotérica de los mismos, pero, luego, es capaz de transformar las ondas en partículas y estas en formas. De ahí que sus elucubraciones geométricas sean, fundamentalmente, espectaculares y bellas. Exhibe formas suspendidas en el espacio, flotando, trasladándose, dotadas de energía propia, o bien de inercia que les permite sustentarse. 

No hay nada hierático, lo estático tampoco existe, porque su pintura se concentra en mostrarnos la gracilidad de lo existente, la esencialidad de los momentos, como si, a pesar de la contundencia formal, todo es delicado y sugerente, casi imperceptible. Y esta sensación de no perceptibilidad se nota cuando observamos desde un potente telescopio a galaxias de impresión, pero, la lejanía las convierte en universos de juguete, mientras que si estuviéramos muchos años luz más cerca las observaríamos con toda su grandiosidad. De ahí que Francisca capte su esencia, el fondo de las mismas, su contenido desde una perspectiva en la que lo importante es su capacidad de vislumbrar la alegoría que encierran y reubicarlas dentro de un discurso dimensional de trascendencia espiritual. 

Cada instante, cada momento es singular, es consecuencia de una actitud que transmuta estructuras, que impele a las geometrías a ser la esencia que son. Capta formas geométricas en el espacio, navegando en la esencialidad de lo bello. La diversidad de sus propuestas no abarrocan la composición, porque representan diversos mundos, compleja madeja de la realidad que va más allá de sí misma.

Cultivadora de la belleza, se interesa por la propia evidencia de su alcance mágico. ¿Qué es belleza para Francisca Blázquez? Es crear formas armoniosas, extrañas, poco conocidas o nunca vistas; enigmáticas, porque son misteriosas, pero también empleando las tradicionales (triángulo, circulo, cuadrado y rectángulo) emplazándolas en espacios siderales, inventados, imaginados o reales pero no conocidos. 

Sus formas que no son agresivas, pero si expresivas, dotadas de fuerza, con ángulos rectos, líneas rectas, curvas, círculos, pero, el conjunto de todas ellas, configura un todo singular y atractivo. 

No hay nada desproporcionado y, si hay algo exagerado, lo está de tal manera que cuadra perfectamente con su discurso más íntimo, con la evidencia de su trascendencia no tanto formal, sino energética y, sobre todo espiritual. Porque Francisca Blázquez realiza un canto a la belleza, partiendo de la unidad de esencias que aglutina una forma, elemento, materia, icono o trazo: espiritual, mental, física, etérica, lumínica y astral. Capta la esencia compleja de la geometría, a partir de entender el laberinto de energías e interactuaciones que fomenta lo existente.

 


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 

 

   

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal