Expone los meses de septiembre, octubre y principios de noviembre en la colectiva de la Galería Jorge Ontiveros de Madrid

 

 

Francisca Blázquez, la luz dimensional en la dinámica lumínica de la trascendencia

 

 

Francisca Blázquez, que actualmente participa en la colectiva organizada por la Galería Jorge Ontiveros de Madrid (España), durante los meses de septiembre, octubre y principios de noviembre, a la que pertenece como artista, indaga en los prolegómenos de la diversidad formal geométrica lumínica, a partir de la dinámica de la intensidad estructural, basada en la consistencia de la luz. 

Capta la luz celestial, cósmica, procedente de otras galaxias, que ilumina todos los cuerpos celestes existentes. Luz que es espíritu, pero también el resultado de la combustión de la energía, de la explosión de galaxias, choques de asteroides. En el universo la materia, las formas, la luz y los agujeros negros, materia, anti-materia, fotones, electrones, positrones, átomos, helio, carbono, oxígeno, hidrógeno, energía sutil, energía oscura, energía espiritual y física. 

La obra dimensional de la autora madrileña se basa en la convicción de la existencia de diversas realidades, que se suceden unas a otras, entrecruzándose o no, al igual que el tiempo pasado, presente y futuro. 

El tiempo presente es el que vivimos, momento que aprovecha la creadora plástica multidisciplinar madrileña para pintar naves espaciales, ingenios voladores, cápsulas interplanetarias, es la conquista del espacio inmediato. Pero, asimismo, exhibe en su obra dimensional luz procedente de otros tiempos, del pasado, también del presente y del futuro. Luz que viaja a través de una especie de cilindros dimensionales, a modo de espiral, que combustiona la materia, procedente de la desaparecida Atlántida o de la civilización Lemuriana. Capta el pasado, porque la vibración dimensional del mismo permanece en el cosmos y Francisca puede entrar a través de la meditación o la captación sensorial de su frecuencia de ondas. 

Somos espíritu, materia, cuerpo físico, cuerpo etérico, astral, lumínico y mental. Hay cosas visibles a simple vista y otras que no se ven pero que están ahí. Existen mecanismos sofisticados y cámaras especiales para ver lo que los ojos no alcanzan, o bien, se puede contactar a través de las canalizaciones. Francisca pinta haces de luz, entidades energéticas circulares repletas de luz, cilindros, rayos, entidades lumínicas que ensambla con mundos, planetas y la propia tierra. Es una artista cósmica, que pinta el cosmos a través de la dinámica lumínica de la trascendencia.

Somos más de 6.000 millones de personas en el mundo, continuamente mueren y nacen miles, con el consiguiente flujo e intercambio de energía. Las personas que han pasado a otro estadio de la evolución, que no muerte, porque la muerte no existe en el término real del mismo, se convierten en energía vibracional, independientemente de la vigencia ‘in eternum’ de su espíritu. 

Somos cambio, traslación, movimiento lumínico, luz, espíritu. El decorado es el cosmos, el planeta tierra y la concepción curva de la existencia.

 


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 

 

   

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal