Expondrá individualmente el próximo 18 de noviembre de 2006 en el Castillo de Cardona (Barcelona)

 

 

El Dimensionalismo cromático-espacial de Francisca Blázquez

 

 

 

El Dimensionalismo de Francisca Blázquez inaugurará próxima exposición en el Castillo de Cardona (Barcelona) el día 18 de noviembre de 2006. Dicha muestra estará abierta al público hasta el día 18 de diciembre del mismo año. Tras sus numerosas exposiciones llevadas a cabo este año, recala en Catalunya de nuevo.


Francisca Blázquez trabaja en acrílico sobre tela, representando formas espaciales, planetas, asteroides, meteoritos, satélites, ingenios y naves espaciales, cilindros y formas poliexagonales inventadas, sistemas planetarios procedentes de realidades paralelas y exhibiciones de formas geométricas que representan estados de ánimo de la autora.


La pintora madrileña, creadora de la teoría del Dimensionalismo, basa su discurso pictórico en la determinación del color en crear mundos sutiles, evanescentes o bien otros más intensos, también misteriosos, según como lo aplique. 


Las formas son complejas, muy bien ejecutadas, demostrando un gran dominio de la composición, linealidad, perspectiva, ubicación formal, emplazamiento del color y, asimismo, de las técnicas del acrílico.
Perfila, delimita, encuadra la composición en el centro, hilvanando un discurso elaborado, actual, de rompe y rasga, avanzado, al margen de aventuras gestuales, aunque predomina la naturalidad, la evidencia de la determinación del destino, dejando algunas cosas al azar. 


Es trascendente, porque, aunque emplea la razón y la determinación en el análisis de las claves de la existencia de las cosas, elementos y seres, en el fondo, va más allá de su cometido habitual, avanzando a través del planteamiento geométrico, insertado en la voluntad espacial, singular, porque parte de lo específico y único de cada cosa, pero, luego, hilvana la totalidad de elementos en el mismo discurso.
No busca la apariencia, tampoco le interesa la grandilocuencia ni la teatralidad, sino todo lo contrario. Su obra se basa en el rigor, en el cálculo y la determinación de la propia comprensión espacial en la que elabora su discurso geométrico. 


Sus formas son poco ortodoxas, porque son nuevas, muy diferentes de las habituales, aunque las básicas las continua empleando; pero, con las primeras sugiere, inventa, fantasea, mientras que, con las segundas, construye un discurso más arraigado en la tierra. 


De todas maneras, su pretensión es ir mucho más allá de las circunstancias, es decir que trasciende la complejidad geométrica derivada de las mismas formas, para adentrarse en las dimensiones que se basan claramente en un discurso espiritual. Por lo que se deduce que sus formas geométricas son tratadas a modo de símbolos en su obra pictórica, dado que son las que representan sus perspectivas de trascendencia e iluminación.


La artista dimensional nos muestra mundos cósmicos, otros inventados, producto de sus ideas puestas al servicio de sus elucubraciones espirituales, pero está claro que, a pesar de sus encuadres, de plasmar formas con gran realismo y determinación, lo que predomina no es la estructura en sí misma, sino la voluntad de la forma en presentar el fondo. Y, en el caso de la creadora madrileña artista multidisciplinar, con más de 330 exposiciones individuales y colectivas en todo el mundo, su contenido basa su paradigma en lo espiritual, en la capacidad lumínica de transformar la existencia y en la voluntad de exhibir el ser espiritual, el espíritu inmortal, la idea de la espiritualidad cósmica y el gran ser espiritual por antonomasia. Que más que un ser es un estadio crístico y universal del ser iluminado de todos.

 


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

 

   

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal