Exposición de Francisca Blázquez en Arequipa, Perú

 

 

Inaugurada exposición individual en Arequipa (Perú)

pasado 11 de octubre de 2006

       

 

Francisca Blázquez, el Dimensionalismo geométrico y la persistencia cósmica 

 

 

 

Francisca Blázquez aporta a la pintura contemporánea su interpretación del cosmos, de la vida, de la existencia en sus vertientes lumínica, espiritual, formal, física, psíquica, emocional y astral, a través de representar su visión alegórica y, a veces real, tanto de lo canalizado, como también de todo aquello que existe gracias a su imaginación, o ampliado y aumentado debido a su intervención plástica directa. 

El Dimensionalismo geométrico de Francisca se basa en exhibir formas geométricas que representan tanto las esenciales como las más atrevidas, asimismo planetas imaginarios, otros inventados, los más soñados o bien canalizados. 

 

 


  
Su visión es, ante todo, cósmica, universal, luego planetaria. Pero está claro que la actitud universal es la que predomina, porque es consciente de su propio yo, de su ser dentro del yo, es decir que es conciente de que hay muchos mundos pero están en ella. Es la realidad que fabrica, la que le conduce al yo interior, es decir al ser supremo que somos todos. De ahí que el Dimensionalismo geométrico sea la antesala a la dinámica inspirada en el conjunto de mundos formales, que se basa en la espectacularidad del desarrollo de una apuesta imaginativa sin precedentes.

Sus formas geométricas no son habituales, sus planetas se convierten en expresiones de inusitada belleza, arropados por un estudiado conjunto de colores intensos, que elevan el nivel del mensaje. Ya no se trata de geometría, sino de Dimensionalismo geométrico que avanza imparable, porque representa tanto la fuerza del destino como también la determinación de la mente y la naturalidad de la iluminación. 

Expresa con serena bondad aquello que existe, que se desenvuelve en lejanos mundos y en este, representándolo mediante formas geométricas, unas más complejas y otras simples, dotadas de personalidad, aumentando su percepción y carácter a través del contraste cromático. 

Fundamental en este contexto la persistencia cósmica, la razón de todo lo que existe, dado que la vida en la tierra procede del espacio. 

Siempre estamos interactuando continuamente, buscando nuevas parcelas, segmentos y ángulos de una existencia que se refleja en todo lo sutil que nos influencia. Porque hay un hilo conductor invisible a los ojos de los humanos menos evolucionados que nos permite estar en diferente onda de conciencia. Y esto es lo que refleja Francisca en su obra pictórica. 

Alejada de cualquier dogmatismo político, de todo partidismo, se adentra en el mundo de la conciencia, buscando respuestas a sus necesidades, pero sobre todo, a sus convicciones. Porque la expansión de la conciencia que está viviendo nuestro mundo en la actualidad se fundamenta en la propia dinámica sugerente de la trascendencia contenida en cada poro de la existencia y también en todas las dimensiones conocidas y por conocer. Porque no estamos solos, no somos el centro del universo, nos encontramos en un contexto de interactuación en el que cada uno se relaciona quiera o no con otros seres de planetas próximos y lejanos. Asimismo, también, con seres de otras dimensiones y con nosotros mismos y nuestro entorno inmediato. Por esta razón las formas representadas en la pintura de la creadora madrileña se basan en un universalismo espiritual, solo constatable cuando, abstrayendo la forma del contexto o del soporte en la que está, nos sumergimos en su capacidad de luminiscencia ‘per sé’.

 


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte 

   

     

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal