Francisca Blázquez: Estructuras silenciosas 

 

Analizar la prolífica obra de Francisca Blázquez es un reto, no sólo perceptivo sino intelectual, por las múltiples ideas que propone con su arte dimensional, ecléctico y, a la vez, posmoderno.


Me gustaría recorrer una a una, en la galería del tiempo, sus producciones, sus avances, sus retrocesos, su clasicismo simétrico y concentrado, sus audacias, sus rupturas. Pero sobre todo esa conjunción de luces, sombras y colores. Una especie de laberinto ilusorio, vacío iluminado o misticismo a contracorriente.


Francisca Blázquez, logra en sus composiciones simétricas o asimétricas una gran belleza formal. Tiene una técnica impecable, hasta podríamos decir rigurosa y planificada. Su color, con el predominio de los complementarios o melódicos, nos transporta hacia la pureza de la música o a la soledad cósmica.
Construcciones, proyecciones, volúmenes, reminiscencias de juegos de papiroflexia, son efectos técnicos que nos remiten a su aprendizaje y a su gran conocimiento del contemporáneo y cada vez más flexible arte digital.


Su arte, aunque tiene relaciones con la abstracción geométrica, el Op Art o inclusive lo mínimo, nos lleva a otras dimensiones gracias al prodigio de las armonías logradas, como si sus obras pretendiéndolo o no fuesen altares en los cuales pudiésemos descansar, orar, reflexionar o huir de la violencia de nuestro tiempo
        

 

Adolfo Asmat Chirinos-Zavala


Artista plástico y promotor de arte 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal