Marbella, piel de córneas celestes y volátiles

El deseo de libertad de las paredes mojadas por el viento. Los colores abrazando el mar de un amor huido en el verano hacia las manos desplegadas, una bandera podrida en la textura de hibernia. Un tubo que huye remoto por la mirada ansiosa que busca respuestas y la pregunta calcinada en el vacío. Después de la rebelión primaria cuando Euclides robó la ilusión de eternidad a la forma atrapada en el cuerpo hermoso de un Ícaro absoluto. Y, entonces, la canción adviene en un tubo comprimido donde el aire es azul lleno de peces amarillos.

Dicen quienes inventaron el ComplexArte que las dimensiones acabadas remontaran en nuevos potros salvajes hacia cimas donde los ojos despeguen de su helada complacencia. ¡Y más! ¿Qué nos hace pensar que un Eco-Global Arte será propuesto en las tierras de los dioses extranjeros y las pirámides que jamás renunciaron a su destino buscador de cielo en la imagen del cero despiadado?...Sencillamente... la voluntad creadora de artistas que en la dimensionalidad del mundo encuentran nuevas realidades que cantar... Francisca inventó tubos paradójicos donde se libera lo enigmático de un color que habla al otro su inacabable magia.

Así va el mundo en su roto ozono y los demonios del tsunami, montado en una carabela vacía despotricada hacia el vacío... Mientras la mano que acaricia una dimensión y otra propone al quanta de los ojos renunciar a la violencia de los cuadros cartesianos. Pues la espada razonable cuando invoca su mesura nace a jetura idiota y los tontos ofician en su catedral inútil su pregón de ciegos.

Y lo que dijo Narciso guiado en los remotos espejos de su decadencia está olvidado allí mismo en la incondicionalidad de la imagen podrida, en la cebolla fútil. Arte para el consumo de la casta. Objeto grato en perfume de museo. Prensa que promueve un arte de los muertos. Cacofonía visual en pergaminos de una historia de esquinas y golpes de estado contra la conciencia. Subdesarrollos de la imagen en el colonialismo voraz de la voz mediática. Imperialismo invertido contra la libertad de digitalis devorada.

Y, sin embargo, cuando el Dimensionalismo nace como una fresca intuición en la cima del verano discurre un color y otro en el sermón de solitarios. Francisca Blázquez asalta los espacios y una galería y otra, una casa dedicada a la cultura y otra página de monitor esquivo cuando escuchamos una sutil propuesta que despega cual caballo de fuego cabalgando a nuevos lomos de la era. Allí lo que vemos escapa de las manos. Pregunta a la intuición por su existencia y al color amarillo sus perfiles luminosos.

Estamos en el cruce de caminos cuando el ComplexArte, el Eco Global Arte y el Dimensionalismo se intuyen a sí mismos... provocan ... proponen sobre lo no visto, lo no figurado aún mano inacabada... cuerpo sin cabeza... ¡cabeza de un dédalo en las primicias del siglo!

La nueva serie de trabajos que la artista Francisca Blázquez expone es una puerta de afirmación plástica en el escándalo de los aburrimientos que nos devoran la atención visual, las multimedias al servicio de los bobos. Una llamada del color hacia la pureza de un altar de neoiconias.

¡Vamos relatando en nuestras cartas de viento la popa de una pasión remota por la adoración del fuego! ¡Que eso y más es ese arte de cristalografía subyugante ... mota de lo invisible y piel de córneas celestes y volátiles!


Carta Cinco a los Amorosos Francisca Blázquez y Joan Lluís Montané.

 


Alberto Cerritos

Febrero, 3 del 2005

Complex Arte estudio, Ciudad de Burnaby en los bosques lluviosos de Norteamérica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal