Francisca Blázquez: Una artista del S. XXI 
              

‘Cualquier superficie-plano pictórica está más viva que un rostro con dos ojos y una sonrisa’
   

 
La estética de Francisca Blázquez se basa en un sutil equilibrio entre lo racional y lo emocional. Es la búsqueda lúdica de la armonía y el balance entre los opuestos. Siendo como es, una artista del S. XXI: Multidisciplinar y pluridimensional, es oportuno decir que como hacedora forma parte de este ‘Renacimiento Humanista’ provocado por el Postmodernismo como resistencia; y, como mujer, está dentro del conjunto de nuevas féminas solares, capaces de ser solidarias, solitarias y andróginas.

Las estilizaciones geométricas de Blázquez son como un llamado al silencio meditativo, muy cercano a la paz de un templo budista, o como una descarga de energía que invita al movimiento tan característico de las ciudades y lugares hiperdinámicos del primer mundo. Podemos acercarnos a su obra desde muchos puntos de vista, ya que domina diversas técnicas y disciplinas; pero conscientes de la dualidad que nos brinda, pues, aunque toda su obra está interrelacionada, hay dos vertientes que contemplamos con claridad: si bien prima el espíritu de Apolo en el orden y en la armonía, Dioniso se muestra en la alegría, ambigüedad y fuerza colorista.

Disolución de los límites o límite de la disolución, son las indagaciones de Francisca, bien logradas sobre todo en aquellas obras de amplio formato y composición atectónica, así como en sus obras en volumen. Trascender al tiempo y al espacio mediante la ordenada secuencialización de líneas, formas, colores y movimientos, además de una interpretación muy personal de la realidad, es una constante en la obra de esta artista tan especial, con muchos precedentes que nos recuerdan que una de las características del arte postmoderno es la licencia para recrear, imitar, citar, aprender de lenguajes pasados volviéndolos propios, actuales; enriquecidos como en el caso de nuestra creadora por lo digital aplicado a las artes visuales.

La impresionante producción de Francisca Blázquez nos habla de su laboriosidad y disciplina. Es un ser eminentemente productivo y creativo, que ha tomado en serio su profesión alejándose del diletantismo tan en boga; pero, no resume su vida a su quehacer, sino que vive plenamente como ser humano integral y como mujer; comprometida con los avatares de la humanidad que espera los aportes de la Ciencia, la Tecnología, el Arte y la Religión al bienestar y el crecimiento, no de una minoría, sino de todos los habitantes de nuestro planeta. 



        

María del Socorro Morac de Asmat

 
Crítico de arte y artista plástico 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

© 2005 - 2017  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal