Búsqueda y descubrimiento en la obra de Francisca Blazquez en el arte contemporáneo del siglo XXI

 

La creación artística de Francisca Blázquez entra con brío a formar parte del caudal de pintores interesantes en el escenario del arte contemporáneo de España del siglo XXI.

El arte contemporáneo de nuestro siglo, pasa, a nivel mundial, por un período de estancamiento en la búsqueda de una expresión especial para nuestros tiempos: de forma que unos continúan aferrados, copiando el mundo natural, lo cual es imposible, mientras otros repiten hasta el hastío el modernismo de los años 20 y 30, y aun peor, sin sentimiento y sin búsqueda, imitan a algo o a alguien.

El desarrollo del arte contemporáneo sufre en especial el deterioro de los que, a falta de talento, tienen dinero y saben organizarse de tal forma que inflan para sí mismos un nombre falso y exagerado, hasta adquirir fama mundial. Esos críticos, periodistas y admiradores, fans de tales artistas, cometen un crimen ante el talento verdadero, que no dispone de las arriba mencionadas posibilidades. En muchas exposiciones y ferias por el mundo y en Europa se ve casi siempre el mismo nivel bajo, eso es, arte repetido, hecho con prisas y de forma superficial.

Con este panorama general, ahora, en Rusia y en España, empiezan a destacar unos pintores más jóvenes, en busca de una expresión artística para el siglo XXI.

El gran retraso que sufre el arte contemporáneo se nota mucho comparado con el diseño de interiores, con el desarrollo vertiginoso de técnicas y materiales de construcción. Pero los bodegones, paisajes y otras composiciones de género, copiadas de la naturaleza u otras manchas de pintura sin alma, no se acoplan, no pegan en ningún sitio, ni en los hoteles, ni en los centros culturales, ni los aeropuertos, en ningún lugar - hasta tal punto el mundo del diseño actual ha llenado el hueco del estancamiento en Bellas Artes-.

Entre los pocos grupos de artistas nuevos, con talento, que destacan, cuyas creaciones armonizan con el diseño actual en cualquier centro cultural, museo u otros lugares, puedo, con toda confianza, nombrar a Francisca Blázquez - pintora que nos inocula una gran esperanza para el futuro-.

Lo curioso es que muchos pintores sin conocerse, crean, con una expresión absolutamente individual, pero que coincide entre sí; este movimiento ha recibido el nombre de receptualismo por el crítico de arte ruso, Slava Leon. Por ejemplo, mi arte y mi pensamiento coincide con el pensamiento de Francisca y con su búsqueda, aunque no nos hemos puesto de acuerdo, ni hemos visto los esbozos el uno del otro. Hay tales casualidades donde coincide el talento, auténtico e interesante, con otros pintores, hermanos del alma en el arte contemporáneo mundial como es el caso de la búsqueda de Francisca Blazquez. Hay un futuro que nos sacará del estancamiento y de la repetición de lo que ya ha sido.

¿En qué consiste el secreto del arte de Francisca y de otros pintores de su calibre?

La respuesta es que cuando investigan y buscan no caen en la trampa de repetir el arte de siglos pasados, ni de imitar a los modernistas, cubistas o impresionistas y otros istmos, tampoco intentan copiar a los grandes maestros.

Francisca usa objetos absolutamente reales para crear un mundo personal, sus propias sensaciones, que son luego comprendidas por el público. Sus composiciones evocan en cada uno de nosotros, sendos recuerdos de sentimientos fuera de lo común y cada uno puede recrear su propio mundo de fantasía, rodeado de los cuadros de Paquita, pintados con gran belleza y realizados con tanta concreción decorativa que sobrepasa los límites de la obra realizada y que posee, a todas luces, una contrastada calidad.

Es, especialmente de mi agrado, observar que ella encuentra la composición justa para cada cuadro y nunca cae en la mera ilustración, ni en un caos superficial.

La armonía de color en sus creaciones, su capacidad magistral de trabajo, empleando la técnica del acrílico, su sentido del tamaño del lienzo y de la composición y muchas más cualidades, nos impulsan a detenernos ante los cuadros de Francisca para contemplarlos largamente, y meditar, para sentir la sinfonía de colores, de tonos y los detalles de la composición.

El pintor dotado de talento sabe trabajar con cualquier técnica y producir bellas creaciones, sean cuales sean los materiales empleados. Se sigue considerando a Picasso un gran artista contemporáneo, porque supo mostrar su talento en todos los géneros artísticos, expresando cosas nuevas, más allá de su tiempo.

Francisca, por ejemplo, por citar otra de sus disciplinas, hace unos magníficos trabajos de joyería empleando diferentes materiales y con un enfoque nuevo, sin repetir en nada los millones de creaciones de joyería de siglos anteriores. Este hecho nos confirma que ella es un artista de verdad, que indaga y experimenta. Es una pintora cuyos pensamientos y búsquedas compaginan con similares búsquedas de pintores en otros países, que desarrollan el receptualismo como nueva tendencia en el arte contemporáneo. El receptualismo abarca la fusión de lo real y lo abstracto – un aspecto del arte sin istmos del pasado, que compagina con la persona contemporánea, con el mundo del diseño actual y la arquitectura-.

El éxito progresivo de Francisca se debe sin duda a su talento natural y a su mirada contemporánea, pero no menos importante son su gran capacidad de concentración diaria, la exigencia consigo misma en su rutina diaria, donde dedica espacio para su búsqueda artística, la práctica deportiva y el desarrollo general personal, sin dar lugar a la debilidad, ni a las distracciones, sin mencionar la pereza o el alcohol. Sólo una relación así, de dedicación plena al arte, durante toda la vida, puede producir buenos frutos y ella está preparada para esta exigencia. Es joven y tiene un gran futuro. Le deseo que no cese en su búsqueda, que continúe con ahínco, dedicándose de lleno a su creatividad artística, sin distraerse, corriendo siempre hacia el arte.

En los últimos años Francisca ha realizado muchas exposiciones personales y colectivas, siempre alegrándonos con series nuevas, con innovadoras búsquedas, que atraen la mirada del espectador, invitándole a una larga contemplación ante su arte.

Es un éxito rotundo, en una época en la que son pocos los que se paran ante un cuadro, en las exposiciones y ferias de arte que abundan por doquier. En esto ha tenido un gran papel su esposo, amigo y mentor, Joan Lluís Montané, quien apoya a muchos pintores de todas partes del mundo, también de gran talento. Slava Leon en Rusia y Joan Lluís Montané en España comparten una misma mirada en el desarrollo del arte contemporáneo. Les puedo nombrar precursores en su búsqueda, que supieron sentir la nueva corriente en el arte contemporáneo.

Francisca posee un gran mundo interior, rico en fantasía, inagotable y sin límites, que imbuye a sus cuadros de un profundo romanticismo. La unión de dos talentos – Francisca en la pintura y Joan Lluís en la teoría del arte, ha dado grandes frutos y ha inyectado una fuente de frescura en el desarrollo del arte contemporáneo español. Esta unión de creadores dará aún más frutos en el futuro, que pasarán a la historia del desarrollo del arte contemporáneo en España.


Miembro de la Academia Rusa de las Artes. Pintor emérito de Kabardino-Balkaria, Rusia.


Muhadin Kishev

Rusia 2005

 

  

   

 

 

 

 

 

 

 

FRANCISCA BLÁZQUEZ

CREADORA DEL DIMENSIONALISMO

FRANCISCA BLÁZQUEZ, CREADORA DEL DIMENSIONALISMO

 

PINTURA

ENERGÉTICA

Pintura energética de Francisca Blázquez

 

COMPRE ONLINE:

Libro " EL PARAÍSO DE LA NUEVA LUZ"

 

AGENDA

 

VER AGENDA COMPLETA  >>>

 

 

 

 

© 2005 - 2014  Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra de Francisca Blázquez, dibujo, pintura, escultura, joyería, animación digital,

stands, instalaciones, diseños, fotografías, etc. aún citando la procedencia

 

 www.franciscablazquez.net

 

Aviso Legal

 

Diseño web y posicionamiento SEO  |  Otros trabajos de diseño web